25 de julio de 2013 / 01:19 p.m.

El entrenador del Olimpia paraguayo, Ever Hugo Almeida, aseguró que el orgullo es lo que debe salir y no las lágrimas tras la tristeza del resultado adverso en Belo Horizonte.

"En este momento lo que quieren salir son lágrimas, pero lo que debe salir es el orgullo. Claro que nos duele, pero mañana vamos a estar más tranquilos", afirmó el estratega, uruguayo de nacimiento, pero nacionalizado paraguayo.

Sobre la campaña del Olimpia en la Libertadores 2013, en la que llegó a la final tras acumular 30 de los 48 puntos posibles y con un rendimiento del 62,5 por ciento, Almeida aseguró que daba "tristeza" por no haberla terminado con el título.

"Quería una medalla de otro color", agregó. "En tres días comienza el campeonato local y hay que volver a luchar por estar aquí".

Sobre el desarrollo del partido en el estadio Mineirao, el exportero campeón con Olimpia de las Libertadores de 1979 y 1990 declaró que faltó efectividad para asegurar el título.

"No pudimos hacer ese gol que nos faltaba, en el alargue fue más que todo contención. Y en los penaltis, pues tenía que perder uno y fuimos nosotros".

Para Almeida, el resultado de la ida en Asunción tuvo que haber sido más amplio, previendo una posible remontada del Atlético Mineiro en casa.

"Nosotros teníamos que haber sacado un mejor resultado en Paraguay y no se pudo", afirmó el técnico del Decano paraguayo, que se impuso el pasado 17 de julio por 2-0 en Asunción.

EFE