14 de febrero de 2013 / 10:23 p.m.

Se ejercerá acción legal contra deudores de no llegar a un acuerdo, advierte el Gobierno.

 Hermosillo • Para asegurar el servicio de calidad a los usuarios del trasporte público, los concesionarios de Sictuhsa tendrán que buscar los mecanismos y herramientas para pagar los 706 millones de pesos que adeudan al Gobierno del Estado, a raíz del incumplimiento en el que incurrieron por la adquisición y rescate jurídico de 89 unidades nuevas.

En conferencia de prensa conjunta, Edmundo Briseño Valenzuela, Subsecretario de Asuntos Sociales Prioritarios y Carlos Espinosa Guerrero, titular del área Jurídica del Gobierno del Estado, detallaron las razones y el monto del endeudamiento, además anunciaron una mesa de diálogo formal con los deudores para que respondan por el recurso.

“Se les ha citado a una reunión a la empresa Sictuhsa para que se sienten en una mesa de negociación entorno a la deuda que tienen con el Gobierno del Estado y poder llegar a un acuerdo para que la empresa mejore y brinde un mejor servicio”, dijo el titular del área jurídica del estado.

Carlos Espinosa explicó que el Gobierno del Estado está facultado para actuar en consecuencia y concluir los litigios que se están llevando a cabo con respecto a los adeudos para obligarlos a cubrir esos adeudos.

Por su parte, Edmundo Briseño, señaló que el Gobierno del Estado está en la mejor disposición de buscar acuerdos y mecanismos que permitan a los concesionarios hacer frente a esa deuda, con la premisa de beneficiar a las personas que diariamente toman un camión para trasladarse a sus hogares, escuelas y trabajos.

“La postura del Gobierno del Estado, en primera instancia, es el usuario, no hay otra, no podemos hacer actos que beneficien a particulares a costa del servicio al usuario y la única premisa del Estado es cumplir con la obligación de prestar el servicio en la mejor manera y las mejores condiciones”, reiteró.

Briseño Valenzuela afirmó que el Gobierno del Estado es el dueño de las concesiones y en caso de que no pagar la deuda, también será de las unidades.

Ante este escenario el estado puede ceder la prestación del servicio de transporte público a todas aquellas personas que cumplan con los requerimientos y estándares de calidad para brindar el servicio de trasporte público.

El origen de la deuda

Desde el 2009, los concesionarios dejaron de pagar el crédito con el cual adquirieron camiones Mercedes Benz para el extinto programa SUBA, por ello, la empresa Daimler Chrysler interpuso una demanda en su contra.

A raíz de este litigio el Estado intervino para que no se embargaran esas unidades y los rescató adquiriendo los derechos litigiosos de la deuda que a enero de 2013, sumó 504 millones de pesos.

Una vez que se dio el cambio a Bus Sonora, el Gobierno del Estado contrató un crédito simple por poco más de 97 millones de pesos para comprar 51 nuevas unidades, para lo cual, los propios concesionarios fijaron las condiciones: sin enganche y pagando una tasa de interés anual de 6.6%. Algo que tampoco cumplieron.

Dentro del proyecto financiero para dotar a Sictuhsa de camiones nuevos que prestaran un mejor servicio a los sonorenses, el Gobierno del Estado a través de Femot arrendó 34 camiones más, marca Mercedes Benz, con un valor de contrato de 90 millones 500 mil pesos, sin embargo, hicieron caso omiso del compromiso.

Posteriormente se dotó de un nuevo arrendamiento para 4 camiones más de la marca Hyundai con un valor de contrato de 15 millones de pesos, que de igual forma incumplieron con el pago.

“Yo creo que en el pasado los transportistas se sentían como un gremio y realmente al final de cuentas son empresarios, el Gobierno del Estado no tiene porqué estar subsidiando las ineficiencias, si no es negocio, déjenselo a otros”, enfatizó Briseño Valenzuela.

El funcionario señaló que el motivo de las manifestaciones de los transportistas es por un adeudo que el Gobierno del Estado tiene con ellos, de poco menos de 54 millones de pesos por concepto del subsidio de la tarifa, cantidad que sólo representa el 7.5% de los 706 millones de pesos que Sictuhsa debe al Gobierno del Estado.

Desde que inició la modalidad del subsidio durante el 2012, el Gobierno de Estado ha pagado 108 millones 926 mil pesos, de los 161 millones 982 mil pesos que suman en total a la fecha por este concepto.

El Subsecretario de Gobierno invitó a los concesionarios a acercarse para buscar estrategias de manera coordinada para cumplir con el adeudo y elevar la calidad del servicio para las familias sonorenses, situación que no se puede retrasar más.

FELIPE LARIOS GAXIOLA