7 de julio de 2013 / 07:24 p.m.

El piloto mexicano Sergio Pérez contribuyó a frenar la mala racha de McLaren al entrar en la zona de puntos, junto con su compañero Jenson Button, en una estrategia arriesgada que les abre posibilidades de mejorar para lo que queda del mundial.

 

El mexicano expresó que después de los problemas en Canadá, donde ninguno sumó unidades, y en Silverstone, donde tampoco sumaron y él tuvo que abandonar, éste es un logro que los deja muy contentos.

 

"El coche rindió mucho mejor que el sábado. Tuvimos un mejor ritmo y degradación de lo que esperábamos. Gestionamos un final muy largo y creo que maximizamos todo lo que teníamos. Deberíamos estar contentos", explicó el piloto originario del estado de Jalisco.

 

Ambos tripulantes exigieron al máximo con el compuesto medio para ir a una estrategia de sólo dos paradas, lo que les funcionó hasta el final; sin embargo, en la última vuelta se encontraban seriamente comprometidos con las gomas y fueron superados por otros pilotos, perdiendo una posición cada uno.

 

"Después del coche de seguridad fue como el comienzo de la segunda carrera. Simplemente me centré en conservar neumáticos durante el stint. El coche y las gomas rindieron muy bien, pero estuve algo perdido en la última curva. Iba a ser complicado mantener a Mark detrás", sostuvo.

 

Para "Checo" éste ha sido un gran paso hacia adelante, lo que lo motiva para seguir caminando hacia esa dirección en la décima cita de la temporada, en Hungría los días 27 y 28 de julio.

Notimex