16 de mayo de 2013 / 04:20 p.m.

El entrenador del París Saint-Germain (PSG), el italiano Carlo Ancelotti, aseguró que aún no ha decidido si abandonará el club e insiste en que en la víspera de reunirse con el presidente para aclarar su futuro, las posibilidades de que se quede en París son del cincuenta por ciento.

"No me he reunido con nadie del Real Madrid, ni con el director deportivo ni con el presidente", aseguró el técnico que ha hecho al PSG campeón de liga en una entrevista publicada hoy por el diario L'Équipe en la que habla sobre su futuro, que decidirá tras la reunión que mantendrá mañana con el presidente del PSG, Nasser al-Khelaïfi.

Preguntado sobre si existe alguna posibilidad de que se quede en París, donde le queda un año de contrato, el italiano aseguró que sí y señaló que sus opciones a día de hoy están "al cincuenta por ciento".

"Me he integrado bien aquí y no soy una persona a la que le guste cambiar", agregó Ancelotti, que no quiso desvelar si ficharía por el Real Madrid en caso de abandonar la capital francesa y sugirió incluso la posibilidad de entrenar a un club italiano la próxima temporada. "Habla usted de España, España, España... ¿por qué no Italia?", lanzó el exentrenador del Milán, Chelsea y Juventus.

El italiano insiste en que hay cosas que quiere "clarificar" mañana (viernes) con el presidente del club, tras una temporada en la que ha habido "momentos hermosos y momentos no tan bellos" para después decidir su futuro.

"Primero quiero hablar con el club y comprender qué es lo que ha pasado esta temporada y qué va a pasar en el futuro. No es una cuestión de tener más poder. Mi trabajo consiste en preparar bien al equipo en el campo. No quiero otra cosa porque la confianza con Leonardo (director deportivo del PSG) es fantástica", añadió.

"Puedo decir que me aquí me siento como en casa", dijo el italiano, que valoró las numerosas manifestaciones que últimamente le invitan a quedarse en París y a continuar con el trabajo que inició hace un año y medio, cuando fue reclutado para empezar a convertir el PSG en uno de los grandes clubes de Europa.

Ancelotti, que se enrocó en las respuestas sobre su posible salida del club, insistió en que primero quiere hablar con el presidente del club y después tomará su decisión, aunque deslizó que se siente querido en París y subrayó que "lo más importante es trabajar en un ambiente en el que sientas confianza".

"Todo el mundo conoce mi situación: tengo contrato con el PSG. Si quiero irme del club, debo hablar con el club. Soy correcto y siempre lo he sido. Cuando el Chelsea me contactó por primer vez, mientras era entrenador del Milán (2007-08), primero hablé con mis dirigentes. Me dijeron: 'no, no te puedes ir'. Me quedé", recordó el italiano, que no llegó al Chelsea hasta la temporada 2008-09.

El técnico también hizo balance de la temporada, y alabó la figura del controvertido delantero Zlatan Ibrahimovic, un jugador "clave" tanto por sus goles como por su liderazgo para gestionar el vestuario e imprimir un carácter competitivo a sus compañeros.

"Hoy, los jugadores que pueden marcar la diferencia solos son Cristiano Ronaldo, Messi e Ibra, ningún otro", aseguró Ancelotti, quien dijo que tras una temporada "muy cansina" debido a la transformación que necesitaba el club para subir de nivel, se ha cumplido la primera parte del proyecto del PSG, cuyos dueños cataríes quieren llevar a la gloria europea.

"La primera etapa ha sido buena, porque el objetivo era ganar el campeonato (liguero) y ser competitivos en la Liga de Campeones. La siguiente etapa es ganar la Liga de Campeones. Pero, ¿en cuánto tiempo? Creo que nadie puede programar una victoria en Liga de Campeones. El proyecto es ser competitivos", resumió.

De cara a posibles fichajes para el futuro, en caso de que siga gobernando el banquillo del PSG, Ancelotti avanzó que habrá que modificar alguna cosa pero no el esqueleto de la plantilla. "La espina dorsal está constituida. El equipo ya es competitivo. Solo habrá que reforzar un poco", indicó.