19 de mayo de 2013 / 01:42 p.m.

San Pedro Garza García • Tras la queja de varios sectores panistas en el municipio de San Pedro por el despido de Mauricio Farah, secretario particular del alcalde Ugo Ruiz, y el secretario de Participación Ciudadana, Luis Susarrey, el munícipe sampetrino señaló que la decisión está fundamentada y no se trata de revanchismo político.

El alcalde señaló que la decisión no se tomó "con las tripas", y descartó que en ella hubiese revanchismo político, luego de que Farah obtuviera más votos que él en la elección de delegados al Consejo Estatal.

"Esta decisión no se tomó ni con las tripas, ni con el revanchismo político que se está pretendiendo. Están bien ostentadas, muy soportadas, y si el presidente del partido quiere más información, con todo gusto se lo doy para que pueda entender la motivación de tomar estas decisiones".

Ruiz Cortés expuso que hay suficiente sustento para dejar fuera a ambos funcionarios, y que las fuerzas externas al ayuntamiento no deben cuestionar en gran medida la decisión, aunque de hacerlo, hay la suficiente información para explicar los motivos.

"Respeto las opiniones que tengan ellos, evidentemente no tienen toda la información, información que yo sí tengo, y que por el sigilo y responsabilidad que me toca encabezar no puedo estar siendo tan preciso; nunca me había tocado ver que en una decisión que tome un alcalde por la responsabilidad que tiene se le cuestione tanto los motivos por los cuales la toman", dijo.

Ruiz mencionó que independientemente de las opiniones vertidas, es él quien tiene que rendir a la ciudadanía de San Pedro, y así como se invita a personal a laborar, se puede desinvitar si no se avanza para lograr el objetivo en común.

"Si yo estoy advirtiendo desde el sexto mes que no voy a lograr con cierto equipo algunos objetivos, pues tengo que tomar decisiones, si las pienso tomar más adelante seguramente me voy estar arrepintiendo de no tomarlas antes; mi responsabilidad es con lo sampetrinos", expuso.

ISRAEL SANTACRUZ