1 de agosto de 2013 / 11:36 p.m.

 

Chihuahua • La Secretaría de Gobernación (Segob) declaró como zonas de emergencia los municipios de Ciudad Juárez y Ojinaga, Chihuahua, con lo que se liberarán los recursos para ayudar a las familias damnificadas por el temporal lluvioso de la semana pasada.

La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Segob, precisó que la declaratoria para Ciudad Juárez se deriva de los daños que causaron las lluvias severas ocurridas el 25 y 27 de julio, mientras que para Ojinaga, se derivó del tornado ocurrido el 26 de julio.

De esta manera se activarán los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (FONDEN), cuyas declaratorias fueron solicitadas por el gobernador, César Duarte Jáquez, para atender las necesidades alimenticias, abrigo y salud de la población afectada.Debido a las fuertes lluvias que se presentaron entre el 16 y 21 de julio, el pasado 27 del mismo mes, se emitió una Declaratoria de Desastre Natural para Aldama, Balleza, Buenaventura, Chihuahua, Cuauhtémoc, Jiménez, Julimes, Meoqui, Rosales y Satevó.

Esta declaratoria se emitió al término de la instalación del Comité de Evaluación de Daños del FONDEN, que fue puesto en marcha por Duarte Jáquez y el titular de la Coordinación y Seguimiento de Desastres Naturales de la Segob, Jonathan Josué Serrano Venancio.

Duarte Jáquez señaló que el organismo quedó integrado por los funcionarios federales y estatales que atienden los sectores afectados, como: carretero, hidráulico y vivienda. Cada uno evaluará los daños ocasionados por las lluvias y cuantificarán los recursos necesarios para su recuperación.

En este contexto, la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP) del Estado, dio a conocer que a raíz de las recientes lluvias, se vieron afectados una serie de tramos carreteros, vados y puentes de varios municipios del territorio estatal.

Por ello, la SCOP solicitará recursos al Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) para reparar esta infraestructura, “con el objeto de que los chihuahuenses cuenten con caminos y puentes transitables para fomentar el desarrollo económico de la región”, se indicó.

Una de las zonas más dañadas fue el municipio de Ojinaga, donde el gobernador y su esposa Bertha Gómez de Duarte, entregaron despensas, hule negro, agua y otros artículos para más de 100 familias damnificadas a causa del tornado que azotó esta ciudad.

El fenómeno dañó viviendas, puentes y tramos carreteros, por lo que este jueves, la SCOP trasladó maquinaria y una brigada para limpieza de arroyos. Estas acciones se realizarán en coordinación con Obras Públicas Municipales y Protección Civil, se indicó.

JUAN JOSÉ GARCÍA