6 de marzo de 2013 / 02:17 a.m.

Los trabajos se han reducido más allá de la mitad, en comparación con el año pasado, según el presidente de la CMIC, Arturo Moyeda, pero las pérdidas no han sido cuantificadas por el ramo.

 

Monterrey.- • El sector de la construcción se encuentra en un periodo de depresión, reconoció el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Arturo Moyeda, al realizar un balance sobre los primeros meses del año.

Tras un evento con el municipio de Monterrey, el líder de los empresarios del ramo aseguró que en estos momentos laboran con un receso del 30 por ciento de la plantilla laboral por la falta de obras en proceso.

Lo anterior es una consecuencia de que los trabajos se han reducido más allá de la mitad en comparación con el año pasado.

"Sí, está deprimida (la actividad), porque en este momento deberíamos estar trabajando con el programa que anualmente se fijan cada una de las dependencias, nosotros estimamos que ahorita deben de andar en un 40 o 45 por ciento de lo que en otras ocasiones, en los programas normales, se había ya diseñado", refirió.

Las pérdidas no han sido cuantificadas por la industria de la construcción, ni se han registrado ceses de empleados por esta razón, apuntó Moyeda.

A pesar de estas condiciones, confió en que a finales del primer semestre del año concluirá la parálisis que aqueja al sector actualmente.

"Hemos visto con algo de optimismo que tanto las municipalidades como el Gobierno del Estado y el Gobierno federal están sacando ya licitaciones que de alguna manera en otros años las habían estado sacando, vamos a decir, diciembre. Tenemos plena confianza de que para finales del primer semestre debe empatarse", explicó.

Durante el 2012, las empresas afiliadas a la Cámara registraron un incremento del 4.5 por ciento comparativamente al año pasado, tendencia que el líder de los constructores espera refrendar en esta ocasión.

Aunque para este año ya no habrá una bonanza relacionada con la reconstrucción del estado, tras el paso del huracán Alex, la expectativa del sector es que los proyectos de la Línea 3 del Metro y la obra hidráulica de Monterrey VI le den un impulso a la actividad.

"No le puedo precisar el monto, se han anunciado del orden para el metro de 5 o 6 mil millones de pesos y una cantidad más importante todavía para Monterrey VI; en este momento yo creo que sería aventurado dar un dato. Esperamos un muy buen año este 2013", consideró.

De no registrarse un crecimiento, Moyeda dijo que un alza similar a la del año pasado sería recibida en excelentes términos por los constructores, a fin de mantener al menos los ingresos para el ejercicio actual y no presentar pérdidas de capital.

LUIS GARCÍA