24 de junio de 2013 / 01:39 p.m.

 El gobierno de Veracruz dio a conocer que la Secretaría de Gobernación emitió una declaratoria de emergencia en 109 municipios afectados por el paso de la depresión tropicalBarry.

Además, la Secretaría de Protección Civil de la entidad indicó que los sitios más perjudicados son Cazones de Herrera, Cerro Azul, Chontla, Gutiérrez Zamora, Naranjos Amatlán, Pánuco, Tihuatlán y Tuxpan.

En un censo realizado por la dependencia, se obtuvo el registro de 5 mil 282 viviendas afectadas en 138 colonias y 187 comunidades. Las vías de comunicación con daños son 103, así como 36 puentes.

Aunque ya todos los ríos y afluentes regresaron a sus niveles normales, se reportaron 44 desbordamientos, 63 deslaves, cinco socavamientos y tres hundimientos.

Las corporaciones de auxilio activaron 26 refugios temporales, donde se atiende a 2 mil 462 personas. Señaló que mantienen la alerta gris por una vaguada sobre el sudoeste del golfo deMéxico y el avance hacia el oeste de la onda tropical 4, actualmente en el noroeste del Caribe.

Por lo que seguirá el clima inestable con lluvias puntuales superiores a los 70 o 100 milímetros acumulados en 24 horas.

Además, a través de la Comisión Nacional de Seguridad, Gobernación mantiene el despliegue de personal en las zonas afectadas para brindar auxilio a la población civil.

El organismo informó que la Unidad de Rescate y Auxilio Social de la Policía Federal emprendió tareas encaminadas a garantizar la seguridad de los habitantes, luego del desbordamiento de los ríos Actopan y Antigua.

Asimismo, sigue brindando apoyo a las acciones de emergencia y mantiene un constante acercamiento con la población afectada, en especial en la zona centro de Veracruz.

Detalló que se desplegó un agrupamiento equipado con carros radiopatrulla, vehículos todoterreno Unimog y lanchas con motor fuera de borda, los cuales realizan labores de rescate y transportación de la población a los albergues.

Hasta ahora han sido atendidas 2 mil 367 personas y se rescató a diez personas que se encontraban atrapadas en zonas inundadas.

El personal de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal mantiene una estrecha vigilancia en las carreteras de la entidad, atendiendo los tramos afectados por deslaves.

Barry disminuyó su intensidad a depresión tropical y ahora está en proceso de disiparse; sin embargo, se mantiene el pronóstico de lluvias y el plan de ayuda.

— REDACCIÓN