Heriberto Santos 
10 de julio de 2013 / 12:37 a.m.

Puebla de Zaragoza • El volcán Popocatépetl registró en las últimas horas un decremento en la amplitud del tremor de alta frecuencia reportado anteriormente.

En su reporte de las 18:00 horas, el Centro Nacional de Prevención Desastres informó que en las últimas 7 horas el sistema de monitoreo del volcán registró un decremento en la amplitud del tremor de alta frecuencia reportado anteriormente. Sin embargo ha persistido la emisión de vapor de agua y gas en dirección al oeste.

En ese mismo lapso, agrega, ocurrieron ocho exhalaciones de magnitud moderada a baja, las cuales han provocado pulsos más densos de la emisión de vapor de agua y gas con bajo contenido de ceniza.

Detalló que una de las más importantes se registró a las 11:19 horas, que alcanzó 1.3 kilómetros de altura sobre el nivel del cráter y se desplazó al oeste. Otra exhalación importante se presentó a las 16:20 horas, cuya columna alcanzó 2 kilómetros de altura y también se desplazó en dirección oeste.

Las condiciones de nubosidad que prevalecen en la zona han impedido la visibilidad durante la mayor parte de la tarde.

En las 24 horas previas, el volcán registró tremor de alta frecuencia y baja a moderada amplitud, acompañado por una emisión persistente de vapor de agua, gas y ligeras cantidades de ceniza.

Además presentó dos explosiones, la primera a las 14:45 horas del lunes, cuya columna eruptiva se dirigió al noroeste con una altura de un kilómetro sobre el nivel del cráter que estuvo acompañada por segmentos de tremor armónico que en total acumularon 10 minutos.

La segunda ocurrió a las 2:26 horas de hoy y la columna eruptiva alcanzó 1.5 kilómetros de altura en dirección suroeste.

El organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación señaló que durante la noche del lunes se observó incandescencia y la emisión de fragmentos que arrojó la montaña a corta distancia del cráter, principalmente sobre la ladera este, muchos de ellos volvían a caer dentro del mismo volcán.

Por la mañana se observó al volcán con una emisión persistente de vapor de agua, gas y ligeras cantidades de ceniza que se desplazaba al oeste-suroeste a una altura promedio de 1.2 kilómetros sobre el nivel del cráter.

El semáforo de alerta volcánica se mantiene en color amarillo fase tres.