30 de abril de 2013 / 03:17 a.m.

Leobardo López expuso que el festejo del gol marcado en el clásico fue dedicado a su hija de cuatro años, Chantal.

El defensa central dijo que su niña le pidió celebrar un gol de esa manera y fue hasta el sábado anterior cuando tuvo la fortuna de anotar, justo en el clásico regiomontano.

López descartó que el movimiento de su mano hacia la frente con un saludo militar haya tenido la intención de dirigirlo a la tribuna donde se ubicaba la barra de los Tigres.

“Ella siempre me pide que festeje de esa manera, del festejo pues… para eso son los goles, se disfrutan bastante y qué bueno que pude anotar…me puse muy feliz, muy contento de haber anotado”, expuso Leo.

El festejo del jugador michoacano tuvo la aceptación de los aficionados Rayados, que lo presentaron de diferentes formas a través de las redes sociales.

El defensa rechazó ser el héroe del triunfo del Monterrey en la edición 97 del clásico, donde los Rayados conquistaron su primer triunfo como visitantes en la campaña.

Admitió estar contento por el resultado que los dejó prácticamente con el boleto a la liguilla en el Clausura 2013.

Leobardo dijo que ahora el equipo deberá hacer un partido muy inteligente este miércoles ante el Santos para aspirar a quedarse con el título de la Concacaf.

Tomás López