ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN
21 de junio de 2013 / 01:02 a.m.

Guerrero • "Si el delito es organizar a la gente para defender su derecho a la seguridad y la vida, pues entonces que nos detengan a todos", respondió el dirigente de la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Placido Valerio ante la versión de que existen averiguaciones previas integradas en su contra por operar fuera de sus zonas de influencia.

El miércoles 19 de junio, el encargado de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Iñaki Blanco Cabrera, informó que existen varias órdenes de aprehensión integradas contra los dirigentes de la UPOEG, promovidas a partir de las incursiones que han realizado en Tierra Colorada y Xaltianguis, comunidad perteneciente al municipio de Acapulco.

Al respecto, el dirigente de la UPOEG, organización que auspicia al Sistema de Seguridad Ciudadana (SSC) que opera en la Costa Chica, señaló que los integrantes de dicho movimiento son conscientes de que la seguridad pública no es un derecho de clase, sino una garantía universal para todos los ciudadanos.

"Se equivocan los que están pensando que éste es un problema territorial y que lejos de encauzar la inquietud de la población optan por hostigarla; nosotros defendemos el derecho a la seguridad y la vida de la población".

Sostuvo que casi en cuanto el gobernador Ángel Aguirre Rivero realizó cambios en su gabinete de seguridad, la UPOEG buscó dialogar con los nuevos colaboradores y estos accedieron.

"Ya tuvimos la oportunidad de dialogar con el secretario de Gobierno, Florentino Cruz Ramírez, el secretario de Seguridad Pública Sergio Lara y el encargado de la Procuraduría de Justicia, él (Iñaki Blanco) mostró buena disposición y no mencionó nada sobre las averiguaciones, hasta ahora que manifestó esas declaraciones", sostuvo.

Indicó que la UPOEG y sus integrantes no buscan la confrontación ni el protagonismo, pero también reiteró que están dispuestos a enfrentar las consecuencias que impliquen difundir mecanismos de defensa entre la sociedad.

"Si nuestro delito es organizar a la sociedad para que defienda su derecho a la vida y la seguridad, pues adelante, que nos detengan a todos", refirió.