14 de abril de 2013 / 02:52 p.m.

Monterrey • Luego de que Standard and Poor's bajara la calificación de riesgo crediticio de largo plazo a Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, el secretario de Finanzas de Nuevo León, Rodolfo Gómez Acosta, declaró que no coincide con el método que aplicó la calificadora, ya que se basa en la probabilidad de acciones con respecto a posibles incumplimientos.

Es decir, consideró que no hay grados de riesgos graves, pues se trata de un organismo fuerte y sólido, aseguró, que no depende de los ingresos del estado y viceversa.

"Algunas calificadoras en su metodología vinculan el grado de riesgo del estado al grado de riesgo de otros organismos, yo no estoy de acuerdo en eso, yo lo he discutido con las calificadoras, sin embargo yo no establezco ni las metodologías, ni los criterios de ellos", argumentó.

El viernes MILENIO Monterrey publicó que Standard and Poor's bajó la calificación de riesgo crediticio de largo plazo a Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM) a mxBBB de mxA-, con perspectiva estable.

La agencia argumentó para reducción un debilitamiento estructural en el desempeño fiscal de 2012, el cual mostró alto déficit después del gasto de inversión y repago de deuda.

Explicó que lo anterior corresponde a una reacción a la baja de calificación crediticia que Standard and Poor’s asignó el miércoles a Nuevo León.

El reporte refiere que los factores que limitan la calificación son su alto nivel de apalancamiento y sus relativamente bajos márgenes de EBITDA.

En ese sentido, Gómez Acosta insistió en cuestionar la metodología y en asegurar que la dependencia permanece estable.

"Es un tema con el que hemos marcado diferencias, un tema que seguimos discutiendo con las calificadoras, pero finalmente obedece digamos, un poco a la tendencia que han seguido las calificaciones en este lapso de tiempo que viene del ejercicio anterior hacia acá", declaró.

RICARDO ALANÍS