Agencias 
22 de octubre de 2013 / 05:56 p.m.

El jugador del Bayer Leverkusen, Stefan Kiessling, se defendió hoy de las acusaciones contra él por haber festejado como bueno su "gol fantasma" contra el Hoffenheim, cuestión que abordará la Federación Alemana de Fútbol (DFB) el próximo lunes.

"Las críticas contra mí son muy duras. Se me acusa de haberlo visto y de que debería haber avisado. Pero en el estadio había 30.000 personas que no lo vieron. Yo estoy entre ellas", afirmó el autor del "gol fantasma", en declaraciones al canal de televisión de su club.

El polémico gol, en el minuto 70 del partido de la última jornada de la Bundesliga, subió al marcador tras un cabezazo de Kiessling pese que el balón entró por un agujero lateral de la red, como se ha visto claramente en los vídeos posteriores.

La comisión de arbitraje de la DFB abordará la cuestión el próximo lunes, en una reunión a la que han sido convocados tanto el jugador como el árbitro, Felix Brynch.

El Hoffenheim ha presentado recurso contra el partido, que perdió por 1-2.

Kiessling asegura que desde su posición solo pudo ver que efectivamente el balón, tras rematar de cabeza, hacia la parte externa de la red, pero que no vio cómo entraba.

Aquí el gol: