30 de agosto de 2013 / 12:15 a.m.

Cancún • El presidente del Tribunal Superior de Justicia, Fidel Villanueva Rivero, defendió la resolución que dictó la sala constitucional sobre el caso de la positiva ficta que le permite a la empresa Real State Dragon Mart Cancún obtener la licencia de construcción para la edificación de su complejo comercial.

 

El magistrado dijo que únicamente se ha protegido al promovente que recurrió a la protección de la justicia y que es responsabilidad de esa soberanía tutelarlo.

 

Con el propósito de evitar la construcción del megaproyecto Dragon Mart-Cancún, el presidente municipal de Benito Juárez, Julián Ricalde Magaña, ha señalado que investiga el expediente que otorga la licencia de construcción de dicho complejo y, en dado caso, advirtió que se interpondría un amparo ante el Tribunal Superior de Justicia de la entidad.

 

En entrevista con el presidente del TSJ, Fidel Villanueva Rivero dijo que no es competencia del Poder Judicial revisar el expediente y si este cumplía o no con los requisitos de tipo ambiental y urbanísticos, toda vez que la resolución fue sobre la autorización de la licencia de construcción que el promovente solicitó y la autoridad municipal no respondió en el tiempo legal establecido en la ley.

 

Villanueva Rivero reiteró que la autoridad municipal no respondió a la solicitud y por eso el contribuyente buscó la protección de la justicia y de ahí se derivó la "positiva ficta", que es un aspecto de la ley que se aplica cuando a una petición formal, la autoridad no responde al solicitante, por eso la resolución va en ese sentido y no es que el Poder judicial le haya concedido la licencia.

 

Asimismo, destacó que la sentencia es inapelable en materia administrativa y que en este caso la autoridad municipal carece de recurso legal porque se trata de una autoridad, "la empresa si puede recurrir a un amparo si la sentencia le hubiera sido adversa".

 

""Hay algunos casos en los que la autoridad pudiera irse al recurso de amparo, pero en este caso no es la figura que procedería. Es un proceso que lleva plazos, desconozco lo que se ha comentado, los asuntos jurídicos tienen plazos, audiencias y conforme a derecho se resuelven"" sostuvo.

 

"Una omisión de la autoridad que no respondió, el propio reglamento 54 y el 19 del propio municipio marca los plazos para que den contestación a una petición ante la autoridad, es un recurso que esta en la ley", precisó.

 

Dijo que no es de su ámbito ir más allá si hay polémica política o no, puesto que es una decisión jurisdiccional y autónoma del magistrado Manuel Avila Fernández y el imperio de la ley debe prevalecer y en este caso la decisión del doctor de acuerdo a las pruebas presentadas él tomó la decisión.

 

La construcción del centro de negocios Dragon Mart Cancún comenzará el próximo 1 de octubre y estará concluido en el primer trimestre de 2015, iniciará una fase con inversión de 180 millones de dólares.

 

 

ÁLVARO ORTIZ SALAMANCA