31 de mayo de 2013 / 11:54 p.m.

El Sao Paulo, líder solitario de la Serie A del Campeonato Brasileño de fútbol con seis puntos, defenderá el domingo la primera posición del torneo en la casa del Atlético Mineiro, semifinalista de la Copa Libertadores.

El equipo de Belo Horizonte, del astro Ronaldinho Gaúcho, todavía no consigue puntos en el torneo y se encuentra en la zona de descenso.

La tercera fecha comenzará el sábado con seis partidos.

El Santos, con un punto en el torneo y que hoy despidió al técnico Muricy Ramalho, recibirá en el puerto paulista al Gremio de Porto Alegre, del extécnico del Real Madrid Vanderlei Luxemburgo y equipo que tiene tres unidades en la clasificación.

El Atlético Paranaense, con dos enteros y que dejará en la fecha su fortín de Curitiba para ser local en la ciudad de Joinville (Santa Catarina), enfrentará al Flamengo, que tiene un punto.

El Botafogo, del experimentado centrocampista holandés Clarence Seedorf y que acumula cuatro puntos, jugará en Volta Redonda, estado de Río de Janeiro, ante el Cruzeiro de Belo Horizonte, segundo con los mismas cuatro unidades de su rival.

El Vitoria, con su goleador argentino Maxi Biancucchi y tercero con cuatro puntos, medirá fuerzas en Salvador ante el carioca Vasco da Gama, que tiene tres unidades.

El Goiás, con tres puntos, chocará en Goiania ante el Coritiba, otro de los equipos que tiene cuatro puntos.

En Sao Paulo, el Corinthians, que suma dos unidades, jugará ante el también paulista Ponte Preta de Campinas, que marcha con tres.

La jornada se completa el domingo con otros tres partidos, además del que protagonizarán Atlético Mineiro y Sao Paulo.

El Internacional de Porto Alegre, cuarto con cuatro unidades, será anfitrión en Caxías (Río Grande do Sul) del Bahía, que aparece con dos.

El colista Náutico recibirá en Recife al paulista Portuguesa, que tampoco tiene puntos, pero aparece con un partido pendiente en el calendario.

El campeón Fluminense, después de su eliminación en los cuartos de final de la Copa Libertadores ante el Olimpia, buscará redimirse ante su afición y se trasladará a Macaé, estado de Río de Janeiro, para recibir al Criciuma, ambos con tres puntos en la clasificación.

EFE