ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN
26 de marzo de 2013 / 03:08 a.m.

 

Guerrero • La dirigencia del magisterio disidente defendió su derecho a cobrar los salarios del mes en que permanecen en paro, también reiteró que los acuerdos firmados con el gobierno estatal constituyen un éxito.

“Es tiempo de rectificar el camino”, dijeron los integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) a la Comisión de Gobierno del Congreso local, tras presentarse a solicitar que aprueben la reforma a la Ley de Educación estatal.

El secretario general de la CETEG, Gonzalo Juárez Ocampo acudió a las instalaciones del Congreso local acompañado de una comisión de maestros disidentes.

En la sala José Francisco Ruiz Massieu fueron atendidos por representantes de la Comisión de Gobierno de la 60 Legislatura local, entre ellos Bernardo Ortega Jiménez, líder de la bancada del PRD, Héctor Apreza Patrón del PRI, Jorge Salazar Marchan como representante del PT y Delfina Oliva Hernández, coordinadora de los diputados del PAN.

En el encuentro los maestros entregaron una carta abierta dirigida a los diputados locales de todos los partidos políticos, a los que recordaron que desde febrero 25 mantienen un paro laboral encaminado a impugnar la Reforma Educativa federal.

El argumento del movimiento es que la reforma viola la gratuidad de la educación pública, además de que atenta contra los derechos laborales de los mentores.

Expresaron que ya entregaron al gobernador Ángel Aguirre Rivero una iniciativa de reforma a la Ley número 158 del estado.

El responsable de leer la carta abierta fue el vocero de la organización Minervino Morán Hernández.

Morán Hernández sostuvo que la propuesta surge desde la base trabajadora, por lo que hizo un llamado para que cuanto antes se apruebe la modificación.

En la representación de los inconformes no solo hubo miembros de la CETEG, también estuvieron maestros del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), normalistas de las siete regiones y algunos integrantes del magisterio institucional.

El documento refiere que la propuesta de decreto enviada por el gobernador Aguirre Rivero surge desde la base del magisterio, respaldada también por los padres de familia que están en desacuerdo con la ley federal.

En consecuencia, se plantea un llamado al Poder Legislativo para que acaten la petición del Ejecutivo local, tomando en cuenta que dicha coyuntura abre un momento histórico para el estado.

“"Creemos que ya es tiempo de rectificar el camino, para que la vida en el sector educativo pueda regresar a la normalidad con la certeza de que no habrá daños a los trabajadores”", indica la carta abierta."

Cuestionado sobre el hecho de que desde este lunes los plantonistas recibieron el salario correspondiente a la primera quincena de marzo, el vocero de la coordinadora, Minervino Morán señaló que esa es una decisión justa, ya que los profesores están involucrados en una jornada de lucha, en el ejercicio pleno de su derecho a la manifestación.

Indicó que hasta el momento, los logros obtenidos por el movimiento se pueden considerar como un éxito, aunque aclaró que todavía no se asume una posición triunfalista, pues hace falta que el Congreso local legisle lo relacionado con la modificación a la Ley de Educación local.

Los maestros se retiraron del Congreso lanzando consignas contra la Reforma Educativa federal y emitiendo una sentencia:

¡Nos vamos, pero si no cumplen regresamos!