7 de abril de 2013 / 03:34 p.m.

 México • Con la información de Plataforma México y el Sistema Nacional de Seguridad Pública, así como de Desarrollo Social, se identificaron unas cuantas colonias donde viven los delincuentes para aplicar ahí el Programa Nacional de Prevención de la Violencia y la Delincuencia.

Se conjuntará la acción de todas las fuerzas de seguridad y una intervención comunitaria. Está incluida la Gendarmería Nacional, cuya conformación se ha anunciado para finales de este año con 10 mil elementos.

La disección va a tal detalle que parte de un diagnóstico de las zonas de mayor riesgo de la actividad criminal y las distingue del resto del municipio, donde se necesitan servicios sociales y modelos policiacos de cercanía con la comunidad, así como atención a las familias de reclusos que viven ahí.

De acuerdo con los objetivos y ejes rectores, el Programa Nacional de Prevención deberá contribuir a la “resolución pacífica de conflictos, mediación y negociación”, la “gestión comunitaria”, el “desarrollo de competencias comunitarias en cultura ciudadana, de paz y legalidad”, la “atención integral a la población en reclusión y sus familias”, la “reinserción social y atención a jóvenes en conflictos con la ley” y los “modelos de policía con orientación comunitaria”.

Se trata de las zonas que en el corto plazo deben atenderse, porque se conjuntan las peores cifras en incidencia delictiva, ejecuciones, robos, desigualdad social, desempleo y el porcentaje de jóvenes que viven en las comunidades, donde se necesita crear un entorno con servicios de salud, escuelas, guarderías, espacios públicos y proyectos productivos.

“Necesitamos focalizar la atención en las colonias, en los polígonos donde se está generando la violencia”, explicó el subsecretario de Prevención de Gobernación, Roberto Campa.

Por ejemplo, en estados donde el año pasado hubo el mayor número de homicidios en el país, como Chihuahua, el programa llegará a dos de los 67 municipios, la capital y Ciudad Juárez, pero en total a ocho polígonos.

Otra de las entidades que figuraban en 2012 entre las siete con más homicidios es Sinaloa, y dos de sus municipios, Ahome y Culiacán, están en la lista prioritaria de las 57 zonas que atenderá el programa, en cuyo análisis de las variables de violencia, economía y desigualdad se identificaron seis polígonos a atender en el corto plazo.

Este mes, el gobierno federal terminará de entregar los polígonos donde se actuará a las autoridades locales, a través de la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de Gobernación, encabezada por Roberto Campa, para firmar los convenios de adhesión al Programa Nacional de Prevención.

En abril, los gobiernos estatales y municipales deberán realizar, junto con las comunidades de esas zonas, un diagnóstico sobre las necesidades sociales en dichas colonias, para después plantearlo al gobierno federal.

Campa explicó que los polígonos presentados a los gobiernos estatales son una primera propuesta de las que pueden ser las zonas a atender, pero dicha información debe precisarse porque ahí es donde se destinarán los recursos y se concentrarán las acciones.

“Resulta de capital importancia convertir estos diagnósticos documentales en diagnósticos participativos. La experiencia nos obliga a poner especial cuidado en la delimitación de los puntos donde vamos a centralizar, a focalizar el esfuerzo”, dijo.

Además de la bolsa de 2 mil 500 millones de pesos que se invertirá directamente en las 57 zonas prioritarias, las nueve dependencias federales involucradas en el Programa Nacional de Prevención analizarán los diagnósticos municipales para decidir en cuáles pueden aportar alguna obra como escuelas, guarderías o centros comunitarios y coordinar esfuerzos para elaborar los planes de acción integrales.

En esas 57 demarcaciones en las cuales se concentra el programa se integrará a la sociedad civil, la academia, el sector privado y organismos internacionales de cooperación.

Además, las dependencias involucradas realizarán acciones en otras 100 demarcaciones, donde confluyen factores sociales y delictivos que “imponen una intervención dirigida.

Existen otros 251 municipios que reciben los fondos de seguridad para municipios y donde las autoridades locales deberán invertir 20 por ciento de esos recursos en acciones de prevención.

 REPORTAJE POR LORENA LÓPEZ