11 de junio de 2013 / 11:44 p.m.

Un partido clave será el que disputen en el AT&T Center, las escuadras de los Spurs de San Antonio y el Heat de Miami, al reanudarse la serie por el título de la Asociación Nacional de Basquetbol (NBA).

Con la serie empatada a un triunfo por bando, el duelo entre San Antonio y Miami, podría empezar a tomar un rumbo más definido tras la celebración de este tercer cotejo, que históricamente ha mostrado que quien lo gana, en poco más del 90 por ciento de las veces se proclama en el campeón de este circuito.

Este será el primero de los tres partidos que se efectuarán en la cancha de los Spurs, quienes tratarán de hacer valer su localía luego de arrebatarle el triunfo a Miami, en el primer juego de la serie, aunque posteriormente fueron avasallados por la quinteta floridiana.

La victoria lograda en Miami es tan valiosa, que si Spurs es quien gana mañana en el tercer partido de la serie daría un golpe importante, que no decisivo en la serie, ya que no hay que olvidar que en la postemporada y en todo lo que va del año 2013, Miami no ha perdido dos juegos de manera consecutiva.

Interesante será ver los ajustes que se hagan en uno y otro equipo, ver si San Antonio logra rehacerse a la defensiva, ya que si bien jugó de forma impecable en el primer partido su esquema se vio pulverizado en el segundo choque.

El duelo estratégico estará en todo su apogeo, ya que el estratega de San Antonio Greg Popovich ha sabido explotar las virtudes de cada uno de sus jugadores, logrando que la rotación que les da sea tan eficaz que en ocasiones la ausencia de las estrellas, el francés Tony Parker, el argentino Emmanuel Ginóbili y el de Islas Vírgenes, Tim Duncan, no se note.

Hasta ahora, la serie ha respondido a las expectativas que se crearon en torno a ella, duelo de poder a poder, en donde en el primer juego la defensiva de San Antonio brilló para darle a los texanos el triunfo y en el segundo la versatilidad y explosión ofensiva de Miami resultó demoledor -el parcial de 33-5 que lograron los floridianos así lo muestran-, para el conjunto de los Spurs.

Este partido puede marcar el rumbo de la serie, históricamente ha sido así. Si el triunfador es Miami, garantizará que aún perdiendo los otros dos cotejos la serie regrese a su cancha, si la victoria se va por el lado texano, Spurs podría empezar a soñar con coronarse en su cancha, algo poco probable por el hecho de como se mencionó antes, Miami tiene meses sin saber lo que es perder dos partidos consecutivos.

Serán los entrenadores quienes definan el rumbo de este duelo, aquí posiblemente la experiencia está del lado de San Antonio, pues con al guía de Popovich, los Spurs han ganado cuatro títulos y buscan el quinto.

Finalmente, hay que resaltar que a pesar de su juventud, el estratega de Miami, Erik Spoelstra ha mostrado ser un digno alumno de su maestro Pat Riley, pues ha logrado ganarse el respeto de sus jugadores y ha mostrado ser buen entrenador y ha convencido a sus elementos de que un encuentro balanceado, es fundamental para aspirar a ganar.

Notimex