8 de agosto de 2013 / 11:11 p.m.

Monterrey.- • En una semana podría resolver el juez segundo penal de Monterrey si otorga o no la libertad a Homero González López, único procesado por el robo de los más de 300 mil juegos de placas que reclama el Instituto de Control Vehicular.

Antes de resolver el incidente de libertad que promovió Cuauhtémoc González, abogado y hermano del acusado, el juzgador va a dar vista de dicha petición al agente del Ministerio Público adscrito al recinto judicial.

Después de ser notificado, el fiscal tiene tres días hábiles para emitir una determinación al respecto y posteriormente se desahogará una audiencia en la que Homero González va a ser notificado de dichas actuaciones.

Una vez que se haya cumplido con esos requisitos establecidos por la ley, el juez resolverá el incidente que el abogado promovió en base a varias recomendaciones que emitió la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Los funcionarios de la CEDH resolvieron que Homero González fue víctima de la detención arbitraria a la que fue sujeto por parte de los elementos de la Agencia Estatal, Eliezer Rivera de León e Ismael Herrera Torres.

Concluyeron que dichos investigadores también violentaron los derechos del acusado porque lo retuvieron durante 10 horas sin dejarlo a disposición del Agente del Ministerio Público, así como los de su esposa Rosa Blanca Garza.

Homero González fue detenido en julio del año pasado por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones en cumplimiento a un oficio que giró el agente del Ministerio Público número tres especializado en Delitos Patrimoniales.

Tras ser detenido y permanecer 15 días arraigado, Homero González fue notificado de una orden de aprehensión por robo y trasladado al penal del Topo Chico, donde quedó a disposición del juez que lo procesa por ese delito.

El presunto responsable del robo de las placas sólo permaneció una semana en dicho reclusorio, porque inmediatamente fue trasladado al Cereso de Cadereyta.

REDACCIÓN