10 de abril de 2013 / 01:51 a.m.

Cancún Centro • Bajo intensas presiones políticas, económicas y sociales, el ayuntamiento de Benito Juárez, se prepara dar a conocer esta semana su respuesta a la solicitud de licencia para el proyecto Dragon Mart, que pidió la empresa a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología del municipio.

Esta semana se anunció que entre este jueves y viernes esa dependencia emitirá su fallo respecto del polémico proyecto, al vencer el plazo de 40 días que la ley asigna a la autoridad municipal para responder a solicitudes de licencias de construcción.

El alcalde Julián Ricalde Magaña dijo hoy a los reporteros: “Esta semana los encargados del dictamen técnico deben dar a conocer su balance de los pros y contras de Dragon Mart, probablemente para el viernes se habrá publicado la resolución”, comentó.

Los periodistas cuestionaron: ¿Favorable o desfavorable?

“Eso habrán de informar los técnicos que lo conocen hasta este momento. Cualquiera que fuera el resultado será presentado a la comunidad. Pero también lo vamos a acreditar y defender hasta las últimas consecuencias”, replicó el edil.

Los principales funcionarios que trabajan en el dictamen son el secretario de Desarrollo Urbano y Ecología, arquitecto Humberto Aguilera Ruiz; la directora de Ecología, Gabriela Romero Resendiz; la directora de Normatividad y Evaluación, Bióloga Silvia Lavalle Reyes; la directora de Gestión Ambiental y Normatividad, así como otros consultores externos.

Después de que Real Estate Dragon Mart solicitó licencia de construcción, el alcalde Julián Ricalde convocó a una mesa de análisis para que representantes de la sociedad civil, opinaran, pero solo sobre el cumplimiento del Plan de Desarrollo Urbano de Cancún y el Plan de Ordenamiento Ecológico Local (POEL).

Julián Ricalde sabe que su futuro político depende de la forma con que maneje la decisión de permitir, en una de las últimas selvas del estado, un complejo como Dragón Mart, que implica una migración masiva y una colonia oriental, que amenazan el frágil entorno ecológico de la zona, en una zona vedada a la construcción.

Desde que se anunció el proyecto ha expresado sus reservas al respecto y en reiteradas ocasiones señaló como "difícil" que el municipio aceptara romper el Plan de Ordenamiento Ecológico de su territorio.

Después de cinco reuniones de análisis, las opiniones se dividieron. Un sector apoyó el proyecto, en el predio “El Tucán”, de Puerto Morelos.

El segundo grupo está integrado por organismos como Centro Mexicano de Derecho Ambiental, Voces Unidas de Puerto Morelos, Ombligo Verde, Fundadores de Cancún, Colegio de Arquitectos de Cancún, y las universidades La Salle y del Caribe.

Este grupo sostiene que el POEL no permite desarrollar un proyecto como el de Dragon Mart, debido a que el uso de suelo del predio “El Tucán” tiene una densidad restringida, que no alcanza para desarrollar un complejo comercial de las proporciones de Dragon Mart.

A principios de marzo, el director de Dragon Mart Cancún, Juan Carlos López, aseguró que en esa semana las dependencias y organismos federales le habrían informado que estaba por salir “el tema de los permisos” para iniciar la construcción del proyecto.

A los pocos días, el 21 de marzo, el secretario de Economía del gobierno federal, Ildefonso Guajardo, declaró que “Dragon Mart Cancún no tiene permiso federal para operar”, y aclaró que ni siquiera ha iniciado trámites para importaciones ni arribo de personas para ese centro de negocios”.

Reiteró: “A la Secretaría de Economía, hasta el día de hoy, no ha llegado ninguna solicitud, ni para importaciones, ni a la secretaría de Gobernación para permisos de internación de empresarios de otros países, ni a Medio Ambiente.

“Ese proyecto se debate a nivel de permisos locales, hasta que los resuelvan entraremos nosotros”, comentó el secretario.

Los promotores ya tienen en venta espacios en maqueta y folletos que informan que el lugar tendrá espejos de agua, 20 grandes bodegas y 272 casas para las personas que vendrán de China para trabajar ahí.

El centro comercial, tendrá almacenes, viviendas, áreas verdes y jardines, áreas de reforestación y conservación, espejos de agua artificiales. Todo en un predio con superficie de 561.37 hectáreas, ubicado en el lote 22-09, Supermanzana 50, manzana 01, flexión izquierda del kilómetro 333.

FERNANDO MERAZ