Con información de Zynthia Vanegas
15 de octubre de 2013 / 01:34 p.m.

 El abuelo de una niña de cuatro meses que presuntamente murió de una bronco aspiración, acudió a las cámaras de Telediario para pedir justicia por los hechos, ya que nadie le ha dado una explicación de los hechos.

El afectado explicó que su hija dejó a su nieta en la guardería a las siete de la mañana, como lo acostumbraba a hacer, para después ir a trabajar.

Durante la tarde personal del Centro Infantil de Desarrollo Básico (CEINDE), ubicado en la colonia Miguel Alemán, le llamó y explicaron que la bebé estaba enferma.

Al acudir al lugar lo enviaron a Sanitas, un centro médico ubicado en Hacienda Los Morales, donde le dijeron que la niña había muerto.

El hombre y su esposa al ser los primeros en llegar vieron que la niña tenía leche en su boca y nariz,  “”siento que la persona no tuvo la precaución de que la niña repitiera””, explicó.

La madre al llegar y en una crisis por la muerte de su pequeña, salió corriendo y por poco la atropellan.

“”La mama de la niña el día de ayer cuando llegó al hospital se salió del  hospital y se aventó a un carro….Es su primer bebe y ella se quiere ir con ella, gracias a Dios un carro la alcanzó a esquivar””

Sin respuesta

La razón de su denuncia ante las cámaras es la necesidad de obtener una respuesta, ya que en  la institución donde dejaron a la pequeña, nadie se ha acercado.

“”Yo ando molesto e indignado, cómo puede ser posible que a una personita le entregues parte de tu vida y sabes que ya no está y san se acabó, no te doy respuesta ni nada””

Explicó que acudió a la Ministerial durante la madrugada y le aseguraron que pondrían una guardia en la guardería, sin embargo hasta el momento ninguna autoridad se ha hecho presente en el lugar.

“”No puedo yo permitir que tu le confíes a tu niña y simple y sencillamente ya no te la regresen y ahorita ya están normal””.

Lo que busca es ver los videos para así saber si la niña fue debidamente atendida.

Aseguró que durante la vida de la pequeña, nunca presentó una gripa o calentura, por lo que siente mucho coraje de lo sucedió.

“”Yo tengo poco dinero no tengo mucho pero que me canalicen con alguien, consigo un crédito para pagarle, pero no quiero caer en la cuestión de que pido regalado, exijo que a la institución se le maneje fuerte””