7 de junio de 2013 / 11:07 p.m.

Venezuela dejó escapar una victoria en la altura y empató el viernes 1-1 con Bolivia, que sumó un punto que mantiene conectadas a respirador artificial sus esperanzas de clasificarse al Mundial de 2014.

Venezuela ganaba con un gol de su capitán y armador Juan Arango a los 58 minutos, pero Jhasmany Campos empató a los 86 cuando jugaba mejor el cuadro venezolano.

"El punto que sacamos en La Paz vale oro. Venimos acá a proponer, creo que se van dando las cosas para poder llegar (al Mundial). No hay que desesperarse y hay que ir a buscar más", dijo el técnico venezolano César Farías.

La "Vinotinto" llegó hace una semana a La Paz para aclimatarse a los 3.600 metros sobre el nivel del mar, además de trabajar desde antes con cámaras hiperbáricas. El trabajo rindió resultados y el equipo de Farías dominó en líneas generales a una Bolivia que no amenazó hasta los últimos minutos.

Venezuela llegó a 16 puntos y ocupa por ahora el cuarto lugar en la tabla de las eliminatorias, el último que otorga boleto directo a la Copa del Mundo de Brasil. El martes recibe en Puerto Ordaz a Uruguay, el campeón de América que marcha rezagado con 13 unidades.

Bolivia, con 10 puntos, visita el martes a Chile.

Un centro de Tomás Rincón rebotó en la cabeza de Evelio Hernández y encontró a Arango, que la peinó al fondo del arco ante una defensa mal parada. El empate boliviano llegó también de cabeza. Campos remató al fondo tras un tiro de esquina y salida en falso del portero Renny Vega.

Bolivia se lució desorganizado en ataque, con su delantero Carlos Saucedo aislado y sin un conductor para armar la ofensiva.

"Vamos a seguir trabajando fuerte; vamos a ir a Chile a disputar los tres puntos. Se pudo haber ganado a Venezuela, fue un partido igualado, desbordamos por las bandas, pero en el último toque no hemos estado acertados", apuntó el timonel de Bolivia, Xavier Azkargorta.

Venezuela apeló al contragolpe y supero a los bolivianos en el complemento con mejores llegadas.

Menos de 10.000 espectadores asistieron al partido a pesar de un acortamiento de la jornada laboral que declaró el Ministerio de Trabajo.

AP