ISABEL ZAMUDIO
16 de agosto de 2013 / 09:40 p.m.

Veracruz • El alcalde de Atlamajancingo del Monte, municipio ubicado en la región Montaña, Jorge Luis Espinobarros Galindo, denunció que los cortes de energía realizados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) perjudican a más de 3 mil habitantes de dicha demarcación.

Espinobarros Galindo mencionó que el ayuntamiento a su cargo arrastra una deuda de 3 millones 569 mil 911 pesos, misma que se acumuló en la administración pasada, que estuvo comprendida de 2008 a 2012.

Indicó que no ha podido generar un recurso suficiente para pagar lo reclamado por la CFE, incluso a pesar de que firmó un convenio peso por peso, pero la falta de ingresos mantiene inmovilizado a su cabildo.

"Definitivamente no me alcanza, porque tenemos que ir abonando lo que se generó de deuda en el trienio anterior, pero además debemos cubrir lo que se debe en nuestro mandato, por lo que se nos está complicando", anotó.

Su gobierno dijo que ya tiene un acumulado superior a los 300 mil pesos, lo que se suma a la cantidad que le fue heredada y dicha situación ha provocado varios cortes de energía.

"Hago compromisos de aportar una cierta cantidad a fin de mes para que me puedan restablecer la energía, sin embargo es una situación ya muy complicada", enfatizó.

El primer edil apuntó: “La CFE lo que reclama es que se le cubran los pendientes y si es de golpe mejor, yo no tengo dinero en el municipio para cubrir una gran cantidad; me llega un recibo de 114 y 119 mil pesos al mes”, dijo.

Comentó que solicitará el respaldo a la Coordinación de Fortalecimiento Municipal, ya que los cortes que la CFE aplica no impactan solo a la infraestructura del ayuntamiento, también le pegan a miles de tomas particulares, a pesar de que estas si van al corriente con sus pagos.

"Ya me han cortado servicio sobre la línea que va desde Tepecocatlán hasta la cabecera municipal; hay en ese tramo alrededor de 3 mil habitantes que se quedan sin energía", explicó.

Comentó que el último corte que sufrió su comuna duró cuatro días y tres noches, se registró del 13 al 17 de julio y ya en los próximos días viene otro más, pues abiertamente ha dicho a la paraestatal que no tiene dinero para pagar el mes de agosto.

La situación molesta sobremanera a la población, lo que el primer edil explica de la siguiente manera: "La gente sí va al corriente en sus pagos, pero cuando nos quitan la energía en alta tensión pues se va en todo el pueblo; los que tienen enferme y guardan alguna vacuna en su enfriador pues ven como se le echa a perder, por eso luego la gente se me viene encima".

Reconoció que la población tiene razón al inconformarse por los cortes pero sostuvo que él no puede hacer gran cosa, ya que la decisión de suspender el servicio se toma en la paraestatal.