16 de agosto de 2013 / 03:51 p.m.

Monterrey • Margarita Arellanes Cervantes, alcaldesa de Monterrey, aseguró que no romperán relaciones con el Gobierno del Estado, pero sí abandonarán las mesas de trabajo que consideren “mera simulación” como la de este jueves.

Luego de dejar los trabajos de la mesa de trabajo relacionada con los fondos estatales, molestos porque presuntamente el estado incumplió con varios compromisos que había adquirido al respecto, la edil regiomontana señaló que apoyarán la postura asumida por sus compañeros de partido.

Arellanes Cervantes negó que sea legal la acción llevada a cabo por el Gobierno del Estado de cobrar a los municipios sus deudas con el hospital Universitario de los fondos estatales que debían ser entregados a los municipios, y que a siete meses apenas han recibido el 40 por ciento de los mismos.

"No, no (es legal), y me parece que mis compañeros ya han fijado una postura y a mí únicamente me queda señalar que respaldamos todos y cada uno de los puntos que han señalado nuestros compañeros", aseguró.

Arellanes Cervantes negó que la postura asumida por los alcaldes emanados de su partido signifique un rompimiento de relaciones con el Gobierno del Estado, sin embargo, sí con las mesas de diálogo que representan "mera simulación".

"Nosotros seguimos trabajando, como uno, con todos los compromisos de trabajo, compromisos de los ciudadanos, la parte operativa la vamos a seguir, únicamente es eso, nosotros el trabajo lo continuaremos.

"Todas las relaciones institucionales continuarán, pero bueno, dejaremos de lado cualquier mesa que sea de mera simulación", dijo la alcaldesa.

La alcaldesa de Monterrey negó que esto signifique abandonar también mesas de trabajo relacionados con otros temas, como seguridad y desarrollo urbano.

"Somos completamente responsables y seguiremos trabajando en pro de la ciudadanía nuevoleonesa, únicamente estamos dejando aquellas mesas de simulación".

Por otro lado, Arellanes declinó opinar acerca de las aseveraciones hechas por los diputados locales del PRI que acusaron a Acción Nacional de iniciar una campaña de destrucción en contra del Gobierno del Estado.

"No me gustaría caer en esos juegos y en esas provocaciones, nosotros seguimos trabajando y cada quien se fue de esa reunión, cada quien se fue a trabajar, nosotros seguimos en coordinación, mañana (hoy) tenemos una reunión también para seguir trabajando como zona metropolitana y todo lo que se refiere al trabajo institucional permanece", dijo Arellanes.

La alcaldesa de Monterrey se mostró renuente durante el día a dar declaración a la postura tomada por su partido respecto al reparto de los fondos, sin embargo, tras varios eventos que encabezó y de evadir a los medios, finalmente se subió al tema y fijó su postura al respecto.

Fue en un evento en el municipio de Juárez, junto a su compañero de partido, el alcalde Rodolfo Ambriz, en donde accedió a dar declaraciones, no sin antes esperar a que fuera el mismos Ambriz quien disparara la primera crítica al Gobierno del Estado.

"Nosotros queremos aclarar que el gobernador es un gobernador para todos, si no nos va a recibir a nosotros como alcaldes, como munícipes que representamos a más del 80 por ciento, pues entonces a quien esperamos que reciba".

UGO PIDE CONCILIAR

La crisis y el desacuerdo entre la Secretaría estatal de Gobierno y los presidentes municipales de Acción Nacional se pueden resolver con diálogo, afirmó el alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz.

Tanto en las alcaldías, como en las secretarías y el Gobierno central debe existir un acuerdo para poder resolver los problemas que vive la ciudadanía de todo Nuevo León, recalcó el edil panista.

"Estos momentos en los que se presentan este tipo de situaciones que pueden constituirse en pequeñas crisis, con el diálogo y con el convencimiento de que hablando en mesas donde se resuelvan cosas, las mismas cosas tienen que funcionar.

"La situación de hoy (ayer) es algo que nos debe llevar a reflexionar ya buscar mejores mecanismos para encausar los esfuerzos que nos lleven a dar mejores resultados a la ciudadanía".

Ruiz descartó que los reclamos de los municipios signifiquen un rompimiento en la relación con la Secretaría de Gobierno y pidió que el gobernador Rodrigo Medina participe en la reunión con los alcaldes.

REYNALDO OCHOA