Reynaldo Ochoa
18 de junio de 2013 / 05:48 p.m.

 

Monterrey • El delegado de la Sedesol, Pablo Elizondo, negó las acusaciones vertidas en su contra en el sentido de utilizar política y electoralmente el programa 65 y Más, y desestimó la denuncia penal interpuesta en su contra este lunes por el diputado federal Alfonso Robledo, y el alcalde de Zaragoza, Arturo Guevara.

En entrevista telefónica para MILENIO Monterrey, el funcionario federal explicó que estuvieron en el municipio de Zaragoza el miércoles pasado, donde descubrieron que había un maltrato hacia los adultos mayores beneficiarios del programa 65 y Más, y que sólo se estaba atendiendo a unos cuantos, pues de los cerca de 240 solicitantes, solamente a 40 se les había atendido y a los demás se les mantenía en espera en instalaciones en malas condiciones.

En ese sentido se realizó un evento especial, en donde efectivamente se buscó la presencia del alcalde, pero éste no respondió al llamado de la delegación, y cuando se presentó al evento directamente, efectivamente se le pidió que se retirara, pero ante las quejas de los adultos mayores.