11 de enero de 2013 / 02:10 a.m.

Monterrey.- • Mientras las dos personas que resultaron heridas en el ataque a balazos de la noche del miércoles en la colonia Moderna permanecen delicadas pero estables en diferentes hospitales, las cuatro víctimas mortales no han sido identificadas ni reclamadas por los familiares.

Los lesionados son la señora Blandina Juárez Vitela de 64 años de edad y su hijo Mario Alberto Dávila Juárez de aproximadamente 40, la primera se encuentra internada en el hospital de Zona número 21 del Seguro Social, y presenta una herida de bala en el muslo izquierdo y una más en el abdomen, las cuales son de las consideradas de sí y más, es decir, de las que ponen en peligro la vida y tardan más de 15 días en sanar.

Del mismo modo, se dio a conocer que Dávila Juárez sufrió diversas heridas en la espalda, tórax y brazo izquierdo, con la semiamputación de la mano del mismo lado. Él está internado en el Hospital Universitario.

En el mismo caso se dio a conocer que en el Servicio Médico Forense permanecen los cuerpos de los tres hombres y la mujer que perdieron la vida en el mencionado atentado

La dama y uno de los varones contaban con edades aproximadas a los 40 o 45 años, mientras que los otros dos tenían alrededor de 25.

Las cuatro víctimas mortales resultaron con heridas diversas causadas con proyectiles de grueso calibre, y en el lugar se encontraron decenas de casquillos percutidos de fusiles AR-15 y AK-47.

Aunque se menciona de forma extraoficial que algunos de los fallecidos podrían ser familiares de las dos personas heridas, lo anterior no ha sido confirmado por las autoridades.

Se dio a conocer que hasta la noche de este jueves los cuerpos no habían sido entregados a los familiares debido a que no se habían presentado las identidades y faltaban algunos estudios forenses y procedimientos legales para la identificación, reclamación y entrega de los cuerpos.

Este caso que provocó fuerte movilización policiaca, ocurrió alrededor de las 22:15 horas del miércoles 9 de enero en el domicilio marcado con el numero 2726 de la calle Manzano entre Gardenia y Camelia, en la colonia Moderna, que se ubica en el sector oriente de Monterrey.

En el inmueble se ubica una vecindad en la que habitan varias familias, y de acuerdo con diversos testimonios extraoficiales, al lugar se le relacionaría con la venta y distribución de droga.

REDACCIÓN