LILIANA PADILLA
15 de abril de 2013 / 07:52 p.m.

Ciudad de México • El general Óscar Naranjo advirtió que los espacios que no llena la sociedad, los ocupan los delincuentes, por lo que recomendó la participación masiva de la ciudadanía para ayudar a lanzar mensajes persuasivos a quienes violan la ley y atentan contra la seguridad ciudadana.

“Una participación masiva ciudadana es la que lanza un mensaje tremendamente disuasivo y persuasivo a la delincuencia. Si los espacios no los llenan la sociedad, los llenan los delincuentes y aquí el tema es masificar con base en valores y principios, pues los delincuentes son una mínima parte de la sociedad”, afirmó el asesor externo del gobierno en materia de seguridad.

Así lo expresó el general colombiano, director del Instituto Latinoamericano de Ciudadanía del Tecnológico de Monterrey, durante la firma de un convenio con Motorola Solutions para analizar áreas de oportunidad en materia de seguridad pública en México e identificar cómo las nuevas tecnologías pueden apalancar su crecimiento.

El Instituto que preside el asesor en materia de seguridad del presidente Enrique Peña Nieto evaluará el impacto del uso de las tecnologías de la información en diversas dependencias gubernamentales encargadas de la seguridad ciudadana en 31 estados y el Distrito Federal.

Para la obtención de resultados se llevará a cabo una serie de entrevistas estructuradas a grupos focales en diversas instituciones de seguridad pública, con el fin de recopilar sus opiniones sobre la forma en la que el uso de diversas tecnologías impacta en sus actividades diarias.

Acompañado por Carlos Cruz, vicerrector del ITESM y Karen Tandy y José Luis Apan de Motorola Solutions, Naranjo Trujillo explicó que se busca un resultado de cuáles son las debilidades y fortalezas en relación con la confianza ciudadana en sus autoridades y “trata de identificar dónde está la fractura y cómo sistemas de tecnología y de información pueden ayudar a superar esa fractura”.

Los datos que se obtengan a partir de ese estudio, serán procesados y analizados sistemáticamente, mientras que los hallazgos serán presentados ante las autoridades estatales, federales y ante la opinión pública, con el fin de crear conciencia sobre los beneficios y ventajas que se pueden obtener mediante el uso de las tecnologías de la información en las actividades dedicadas a brindar seguridad a los ciudadanos.