12 de agosto de 2013 / 10:29 p.m.

Cuernavaca • La delincuencia organizada es la que “tiene y promueve dinero entre los jóvenes” para atraerlos a sus grupos, por ello es que cada vez es mayor el número de menores de edad o de jóvenes, vinculados en actividades ilícitas de alto impacto, aseveró el gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreú.

El mandatario aseguró que mantener reclusos a estos adolescentes y jóvenes, representan un gasto de 300 pesos diarios, es decir, unos 60 o 70 millones de pesos al año, por lo que es necesario "invertir esta lógica" y colocar dinero en la población que es mas vulnerable a ser reclutada por la delincuencia organizada, como lo son los adolescentes de secundaria y jóvenes preparatorianos con el fin de que no abandonen sus estudios con "la falsa idea" de que "se harán ricos vendiendo o consumiendo droga".

Al confirmar que el siguiente ciclo escolar –que inicia la semana entrante-- Morelos se convertirá en el primer estado en otorgar una beca-salario universal a sus estudiantes de secundaria, preparatoria y universidad, Ramírez Garrido Abreú reiteró que el modelo que su administración busca, es evitar que más adolescentes y jóvenes encuentren en el crimen el “siguiente paso” porque ya no contaron con recursos para estudiar, pues según investigaciones oficiales, la deserción escolar iniciar en el tercero de secundaria y se debe, principalmente, a factores económicos.

Ante ello, a partir de la siguiente semana, un total de 112 mil adolescentes y jóvenes ya podrán recibir los apoyos económicos que en suma, de forma mensual, ascienden a casi 50 millones de pesos, donde los únicos requisitos es que se mantengan en preparación y que se incorporen con trabajo en sus comunidades.

Según el mandatario, hasta el momento un total de 70 mil solicitantes de la beca-salario se han inscrito en el portal correspondiente, quienes han expresado su disposición a enseñar a leer y escribir en su comunidad, a participar y promover eventos deportivos, asesorar a niños y otros jóvenes, en tareas escolares; participar en proyectos de medio ambiente, promover actividades artísticas y culturales, como conciertos y presentaciones y, finalmente, en mejorar el entorno de las instalaciones escolares en Morelos.

La entrega de la beca-salario, según dijo el mandatario, no sólo reducirá el reclutamiento de jóvenes por la delincuencia sino también, mantendrá más estudiantes en los centros de estudios, pues está comprobado que el tercer año de secundaria es el grado con mayor deserción escolar.

El proyecto, explicó Ramírez Garrido impactará en tres indicadores, mismos que retó a cualquier institución a medirlos en un futuro: se demostrará que subirá la matrícula en las escuelas, también que el nivel académico se acrecentará y, por último, permitirá cambiar en los jóvenes la percepción de que el mundo en el que viven ni s tan adverso ni tan imposible para que ellos se puedan desarrollar.

DAVID MONROY