25 de agosto de 2013 / 11:36 p.m.

Cancún Centro • Una indígena despojada y humillada por funcionarios municipales --como muestra un video que circuló profusamente en redes sociales-- demandó penalmente a los inspectores municipales que la vejaron a quienes identificó y acusó por robo, agresión y abuso de autoridad, más los que resulten.

Ante un agente del Ministerio Público de la subprocuraduría en esta ciudad, la víctima de la vejación, Angelina Irma Cruz Hernández acusó a la inspectora del Ayuntamiento Mirty González Quijano de los delitos mencionados, por lo cual se abrió la Averiguación Previa 563/2013.

Agregó que el pasado 30 de julio, ella vendía sus artesanías de manera pacífica en un prado de la zona hotelera, cuando irrumpieron los inspectores municipales encabezados por Mirty González Quijano, quienes la agredieron y despojaron de sus mercancías.

Angelina, quien declaró ser originaria de Chiapas se presentó acompañada por una sobrina, Laura Hernández Cruz, y con su pequeño hijo en brazos, declaró ante el agente del Ministerio Público la vejación de que fue víctima, y que levantó una ola de indignación nacional gracias al video que un ciudadano subió a redes sociales.

En la subprocuraduría quedó asentada la denuncia penal por robo, abuso de autoridad, agresión y los que resulten contra de Mirty González Quijano, quien fue identificada por su acusadora con el propio video que hizo pública la agresión.

Fuentes judiciales señalaron que lo que procede es la presentación de la acusada y probables coautores de la agresión, el Ministerio Público comenzó a integrar el expediente para presentarlo a un juez que determinará la responsabilidad de los funcionarios sancionados.

El alcalde Julián Ricalde Magaña declaró que tanto la inspectora como su acompañante -- el inspector que aparece en la grabación-- serán sancionados, aunque advirtió que el comercio ambulante está prohibido en la zona hotelera.

El director de comercio en vía pública del municipio informó que los inspectores fueron suspendidos mientras se investiga el caso.

Por otro lado la Comisión Estatal de los Derechos Humanos abrió una queja contra el municipio, por posible abuso de autoridad y discriminación de dos inspectores contra de una mujer indígena maltratada al recoger su mercancía y dinero, informó la segunda visitadora María José López Canto.

Además de la queja de oficio, se emplazó al ayuntamiento a entregar un informe del caso, manifestó la visitadora.

López Canto señaló que en el video publicado en redes sociales, "es evidente la violación a derechos humanos, discriminación y abuso de autoridad".

FERNANDO MERAZ