7 de enero de 2013 / 10:52 p.m.

El priista Manuel Añorve Baños declaró que si Cuauhtémoc Salgado y Rubén Figueroa no pueden con el cargo renuncien, ya que han dividido a la militancia del PRI en la entidad.

Acapulco, Gro. • Ante las pugnas internas entre priistas el consejero político de ese instituto, Miguel Ángel Hernández Albarrán demandó al Comité Ejecutivo Nacional del PRI destituir del cargo al actual dirigente de ese partido, Cuauhtémoc Salgado Romero, y al diputado priista, Rubén Figueroa Smutny.

“Esas disputas han provocado que cada vez haya un mayor número de militantes del PRI del estado de Guerrero que están abandonando el partido por la incompetencia de sus líderes por evitar los enfrentamientos al interior, sino pueden que renuncien al cargo”, dijo.

A su vez el diputado federal Manuel Añorve Baños hizo un llamado a evitar el protagonismo estéril del diputado local Rubén Figueroa Smutny, y al mismo tiempo evitar la incertidumbre entre la militancia, por lo que consideró necesaria una reunión entre las dirigencias del PRI.

En entrevista dijo que “Es necesaria una reunión de priistas de Guerrero con dirigentes del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, como ya lo propuso el alcalde de Chilpancingo Mario Moreno Arcos. No son tiempos de protagonismos estériles que provocan la incertidumbre entre la militancia en declaraciones sin sustento del diputado local priista Rubén Figueroa Smutny”, dijo.

Mientras que el consejero político del Revolucionario Institucional, Miguel Ángel Hernández Albarran, dijo que cada vez hay un mayor número de militantes del PRI del estado de Guerrero que están abandonando el partido por la incompetencia por evitar los enfrentamientos al interior.

Por lo cual Hernández Albarrán solicitó al Comité Ejecutivo Nacional del PRI la renuncia del dirigente priista en el estado, Sandoval Romero, y la destitución como delegado especial en Acapulco de Rubén Figueroa.

El presidente municipal del PRI en Acapulco, Luis Miguel Terrazas culpo a los figueroístas de haber perdido Acapulco, Guerrero y otros municipios que había ganado su partido por la desunión que provocaron entre la militancia.

Miguel Terrazas recordó que cuando el diputado Figueroa Smutny, fue designado como delegado especial en este municipio, tenía el compromiso de unificar y fortalecer a los priistas.

No obstante todo indica que hizo lo contrario pues en los pocos meses que tiene al frente de ese cargo ya logró que al interior del Revolucionario Institucional exista rompimiento entre los líderes naturales, se quejó.

Javier Trujillo