22 de diciembre de 2013 / 07:30 p.m.

Fiscales del estado de Pernambuco, al noreste de Brasil, dijeron que los organizadores no cumplieron con los servicios prometidos a los aficionados que acudieron a la Arena Pernambuco durante el torneo previo a la Copa del Mundo, especialmente en lo que toca a los asientos elegidos.

Muchos aficionados se quejaron de que los asientos no eran tan buenos como se los prometieron al comprarlos. Entre los aficionados descontentos están algunos de quienes compraron las localidades más caras para los juegos en la Arena Pernambuco.

El agente de FIFA encargado de las ventas, MATCH Services, también está incluido en la demanda.

FIFA y MATCH fueron multados este mes con más de 200.000 dólares cada uno por autoridades defensoras del consumidor por los problemas en la Arena Pernambuco.