5 de junio de 2013 / 12:45 p.m.

 

 

Monterrey.- • La empresa funeraria Protectodeco fue denunciada por una presunta negligencia, porque presuntamente no embalsamaron de manera correcta un cuerpo que era velado en una de sus capillas, por lo que los familiares pidieron el apoyo de las autoridades.

El caso se inició cuando don Jesús Casa Dávila de 53 años falleció ahogado en la playa Bagdad, de Matamoros, Tamaulipas, a donde había acudido con la familia para pasar el fin de semana, que terminó en tragedia.

Luego del deceso, los familiares se trasladaron a Monterrey para iniciar los trámites y trasladar el cuerpo a la ciudad, para velarlo y, posteriormente, darle cristiana sepultura, para lo cual acudieron a la empresa Protectodeco, en las oficinas que se ubican en la calle Villagrán entre 5 de Mayo y Washington, en el centro de Monterrey.

En este lugar, los responsables les marcaron un monto de 56 mil pesos por los servicios funerales y dos mil pesos más por un arreglo floral, con lo cual quedaría cubierto el traslado, los servicios de velación y los trámites de actas, entre otras cosas.

Sin embargo, la empresa presuntamente no cumplió al no embalsamar el cuerpo, que fue enviado para su velación a las capillas que se ubican en la avenida Juárez y Triunfo de la República, de la colonia Paraíso, en el municipio de Guadalupe, Nuevo León.

"Nos lo entregaron como a las 10 de la noche y para las 3 de la madrugada ya no podíamos estar en la capilla porque los olores eran insoportables, entró en estado de descomposición y nos tuvimos que salir de la capilla porque no aguantábamos; por eso les reclamamos aquí en la oficina de la funeraria y solo nos dijeron que lo único que podían hacer es llevarlo a un laboratorio en Santa Catarina para maquillarlo y que era todo", explicó Andrea Yesenia Contreras Banda, nuera del ahora occiso.

Indignados ante estos hechos, los familiares decidieron denunciar el caso, porque además consideraron excesivo el cobro por parte de la empresa, pues piden ahora les entreguen el pagaré que firmaron y que se haga cargo Protectodeco de cremar el cadáver con costo únicamente para la empresa.

"Estamos indignados porque esto no es lo que mi suegro se merecía, contratamos un servicio completo, el mejor para darle sepultura y mire lo que hicieron estas personas, hay unos familiares que vienen de Austin, Texas, y no lo van a poder alcanzar, y otros que vienen de Querétaro, pero así como está ya en estado de descomposición, no lo podemos tener más tiempo así, ya ni la misa le pudimos hacer", expresó Irma Idalia Morales Ramos, esposa del fallecido.

Alberto Vázquez