14 de febrero de 2013 / 01:45 a.m.

Monterrey.- • El municipio de Monterrey demeritó la denuncia penal interpuesta contra el director de Comercio, Luis Alberto García, y dos inspectores de la dependencia, al advertir que intereses políticos mueven a la demandante.

Sandra Pámanes, titular de la Secretaría del Ayuntamiento, ligó a la quejosa, Rosa Elva Gámez Esparza, con el Partido Revolucionario Institucional, y exhibió que la comerciante participó en el ataque a jóvenes panistas el pasado 5 de febrero, además de tener un historial de insultos y amenazas a funcionarios de la administración.

"Observamos que hay un trasfondo en esa intención por parte de este personaje, tan sonado y tan conocido por muchas de sus acciones, que han sido más de agresión y de violencia hacia la propia autoridad municipal".

¿Sienten que el PRI está detrás de esta persona?

"Pues mira, yo entiendo que hay un trasfondo, ella atiende directamente a las indicaciones de este grupo político, yo no quisiera entrar en detalles a eso, pero sin embargo, creo que también es un asunto que tenemos que tomar en cuenta para valorar muy bien la participación y la actuación de esta persona", consideró.

A pesar de ello, dijo que el municipio responderá la denuncia una vez que sean notificados, y garantizó que se actuará conforme al resultado que arroje el proceso, que se ventila en la Agencia Especializada en Delitos Electorales y Servidores Públicos.

"Por los causales legales vamos a proceder, vamos a actuar y si la autoridad judicial en este caso nos requiere para algún tipo de declaración, vamos a estar presentes", afirmó.

Pámanes sostuvo que no tienen nada que ocultar, y defendió la actuación de Luis Alberto García al frente de la Dirección de Comercio.

El funcionario se mantiene al frente de la dependencia y ayer participó en las audiencias del programa Línea Directa en la colonia Moderna.

"Confío en el trabajo que se está haciendo en la Dirección de Comercio y vamos a hacer todo lo posible para que este tipo de situaciones simplemente se resuelvan conforme a derecho y que no haya ninguna duda acerca del comportamiento de nuestro personal.

"Tengo bien claro que el director de Comercio está poniendo todo su empeño para dar el mejor resultado en esta área, estamos avanzando, es un tema complicado que requiere también de mucho esfuerzo", precisó.

Dijo que a Gámez Esparza le fue concedido un permiso para operar en vía pública durante la época navideña, pero concluido este plazo se procedió al retiro del comercio informal, situación que le molestó a la oferente y provocó que sus ataques arreciaran.

LUIS GARCÍA