7 de marzo de 2013 / 12:24 a.m.

El zaguero del Barcelona, Gerard Piqué, fue denunciado por el Comité Técnico de Árbitros luego del gesto que hizo de llevar las manos esposadas y por sus declaraciones al término del encuentro contra Real Madrid, el pasado sábado en el estadio Santiago Bernabéu.

Después de analizar lo sucedido con su departamento jurídico, fue presentada la queja ante el Comité de Competición, la cual respaldó con una recopilación de las publicaciones en las que aparece el jugador seleccionado español con las manos arriba simulando tenerlas esposadas, al considerar que ponen en tela de juicio el desempeño arbitral.

Luego del partido del sábado pasado, dentro de la Liga de España, donde Real Madrid venció 2-1 a Barcelona, Gerard Piqué simuló con las manos arriba estar esposado, mismo gesto por el que el técnico José Mourinho fue sancionado cuando dirigía en Italia.

Además, el jugador blaugrana declaró: "Ya sabemos cómo va esto. Ante el Madrid, si vas igualado puede ocurrir algo que, casualmente, no es a nuestro favor... si entra en juego el árbitro tenemos todas las de perder".

"Me gustaría pensar que no ha visto el penalti. Sólo espero que cuando vuelva a pitarnos nos pida perdón", agregó el zaguero culé en alusión a la falta cometida por Sergio Ramos sobre Adriano y que el árbitro no marcó.

Ahora, el Comité abrirá un expediente extraordinario nombrando un juez instructor que recopilará información, empezando por las razones de Piqué para protestar y quien se suma así a otros futbolistas sancionados con multas económicas por hechos similares.

Cabe recordar que el portero del Barsa, Víctor Valdés, en el mismo partido ante Real Madrid fue reportado por insultos al árbitro, tras lo cual recibió cuatro juegos de suspensión.

Notimex