7 de junio de 2013 / 12:51 a.m.

Guerrero • Un grupo de hombres y mujeres armados tocaron con violencia la puerta del domicilio particular de la secretaria de Asuntos Legislativos del PRD estatal, Yolanda Domínguez Flores, al no salir poncharon las llantas de su vehículo, tiraron un espejo retrovisor de la unidad y se retiraron lanzando la advertencia de que volverán.

El domicilio de Domínguez Flores se ubica en el fraccionamiento Diamante, entre las colonias 20 de Noviembre y Guerrero 200, a escasos metros del domicilio en que fue ejecutado el extinto presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, Armando Chavarría Barrera.

Domínguez Flores fue directora de Actividades Cívicas en la administración gubernamental de Carlos Zeferino Torreblanca Galindo, forma parte del Consejo Estatal del partido del sol azteca y simpatiza con el Grupo Jaguar, que dirige el senador Armando Ríos Piter.

Relató que aproximadamente a las 23 del miércoles 5 de junio, un grupo de gente armada llegó a su domicilio particular, se paró frente a la puerta principal y comenzó a golpearla exigiendo que saliera.

A los golpes en las piezas de metal se sumaron llamadas al teléfono celular de la perredista, las cuales tenían como origen un número privado, al no contestar le remarcaron con insistencia y le gritaron palabras altisonantes.

"Lo que hice fue esconder a mis dos hijos, mi nieto y mi mamá en la recámara que está hasta el fondo, que considero es la más segura y luego con mucha discreción me asomé para ver de qué se trataba, vi claramente a tres hombres y tres mujeres armados", indicó.

El asedio duró 15 minutos, solo se registraron golpes en las puertas y ante la ausencia de respuesta los desconocidos poncharon las llantas de su vehículo tipo Derby color gris, tiraron el espejo retrovisor del lado del chofer y se retiraron.

La ex funcionaria sostiene que marcó al 066 para pedir el apoyo de la policía preventiva pero nunca llegó ninguna patrulla, lo que incrementó el temor de ella y su familia.

Salió hasta las siete de la mañana del jueves, fue cuando encontró las llantas ponchadas del automóvil tipo Derby que aclaró, es propiedad del PRD estatal y le fue asignado en su calidad de secretaria de Asuntos Legislativos del comité estatal.

Aunque admitió tener miedo por el acto de hostigamiento, Yolanda Domínguez sostuvo que no dejará sus actividades cotidianas.

"No es posible que los ciudadanos, los políticos, los alcaldes tengamos que dejar nuestro propio espacio para darle entrada a otros personajes, no podemos seguir permitiendo esto".

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN