18 de mayo de 2013 / 11:20 p.m.

Monterrey • Como un error de procedimiento en la captación de la información, más que del resultado del análisis calificó la Secretaría de Salud la información que recibió un paciente que padece VIH tras acudir a practicarse unos exámenes médicos al Centro de Protección y Prevención de Salud Sexual, donde le informaron que era negativo, es decir, no padecía esta enfermedad.

Sergio Maltos Uro, directo de Regulación Sanitaria de la dependencia, comentó que pudo haber un error al momento del escaneo del código de barras, o un error de dedo, ya que las pruebas Elisa, que son las que se practican a los portadores de VIH, no fallan.

El funcionario consideró que este estudio tendría poca trascendencia, ya que el paciente sabe que sí padece de VIH y lo importante es que siga su tratamiento.

“Puede ser un error de procedimiento, que haya sido un error al momento de escanear el código de barras o de fijar los datos del paciente en un documento y que el estudio se haya hecho bajo ese término, un error como tú dices, de dedo, de captación de información básicamente.

“Aquí lo importante es establecer el diagnóstico, si tú le haces el estudio y sale negativo, en su caso, si hay la evidencia clínica, se procederá a nuevos estudios y nuevas pruebas, hay otro tipo de tecnologías más sofisticadas, si el paciente ya sabe que es VIH, la verdad es que ese tipo de estudios no tiene ninguna trascendencia , ya sabe que es portador del virus, y en su caso incluso ya probablemente esté en tratamiento, aquí lo importante es que siga con su procedimiento a través de carga viral, que es otro tipo de estudio más sofisticado”, comentó.

Aclaró que las pruebas que se realizan de Elisa, son pruebas que normalmente se le hacen a este tipo de pacientes, de diagnóstico, tienen una seguridad muy alta en cuanto al resultado, es decir, el margen de error es mínimo.

Dijo que todos los exámenes tienen posibilidades de salir positivos o negativos por un error, sin embargo, mencionó que en este caso no encontraron fallas en el procedimiento del propio análisis como para hablar de un falso negativo.

Expresó que normalmente los laboratorios mandan de manera aleatoria diversos análisis a otro laboratorio para corroborar el resultado.

Dijo que el caso de este paciente “Alberto”, se presentó hace más de un año e incluso se trató ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y en su momento se tomaron las medidas correspondientes en relación al Centro Médico Magallanes, contratado y subrogado por la Subsecretaría de Prevención y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud del Estado, que es donde presuntamente se arrojó la información que este paciente consideró equivocada.

Sin embargo, no mencionó qué tipo de sanciones pudieron haberse aplicado, ya que no es de su competencia.

“Creo que ya hace un año y medio o dos años, y el asunto, te digo, fue atendido en su momento y se realizaron procedimientos en el establecimiento que realizó propiamente el análisis; considerar nada más que el paciente es un paciente ya diagnosticado, o sea, el examen del que estamos hablando es un examen de diagnóstico según el mismo lo manifiesta.

“Son pacientes que normalmente enfrentan procedimientos de rutina que más que estar diagnosticando VIH lo que se hace son análisis para ver la eficiencia del tratamiento que está requiriendo”, comentó.

Ricardo Alanís