28 de marzo de 2013 / 05:51 p.m.

Monterrey.- • Luego del cierre de casinos que se ha dado en las últimas semanas en el municipio de Monterrey, Luis Farias, ex regidor del municipio, indicó que a algunos centros de apuestas se les aplica la ley y a otro no, debido a la relación que se mantiene con la actual administración.

Farías indicó que tanto Margarita Arellanes, alcaldesa de Monterrey, como Fernando Larrazabal, ex edil, tienen amistad con dueños de los casinos y por ello clausuran a unos y otros no, además de que aparecen permisos apócrifos que no son falsos pues no lo ha indicado el ayuntamiento.

"No es usual, lo que estamos viendo es un descaro, una forma abierta en que se ve, que en la administración de Larrazabal y la Margarita hay una vinculación con los casinos, eso es lo que nos preocupa a nosotros", dijo.

Indicó que en el actual trienio no hay ninguna voluntad real de evitar la proliferación de casinos, pues se mantienen relacionados al tráfico de influencias y trafico de información.

Estableció que para Mario Moreno, ex funcionario del ayuntamiento, podría haber sanciones administrativas y sanciones penales, aunque la alcaldesa sólo marcó sus acciones como algo que no es ético ni moral y que se estudia que medidas tomarán contra él.

El ex regidor dijo que es evidente el contubernio entre los casinos y las últimas administraciones de Monterrey.

REDACCIÓN