15 de mayo de 2013 / 01:34 p.m.

Guadalupe  • José Luis Garza, quien desde 1994 ha sido proveedor del municipio de Guadalupe con su empresa La Subasta Mueblerías, pidió al alcalde, César Garza Villarreal, dejar de daratole con el dedo  ante la deuda que tiene con una serie deempresarios, ya que tan sólo en su caso el adeudo es de cerca de 10 millones de pesos.

El empresario manifestó que nadie en la historia de dicha localidad se había comportado de tal forma, por lo que invitó al edil a cumplir con su promesa de campaña donde aseguró que tenía controlado este tema.

“Yo digo, ya basta de atole con el dedo. Dinos la verdad, si nos vas a pagar, si no nos vas a pagar, qué va a pasar con nuestros negocios, con nuestro patrimonio, a mi me gustaría que él se pusiera un instante en los zapatos de nosotros, no nada más decir: quiero pagar”, expresó.

Garza detalló que la administración de Guadalupe ha afectado a unos 500 proveedores y aproximadamente a 5 mil trabajadores municipales.

“A nosotros el municipio nos debe desde hace varios años cerca de 10 millones de pesos, producto de ventas que les hicimos a los trabajadores y que fueron descontados por nómina y en realidad no nos han pagado. En campaña dijo mucho que la deuda no le preocupaba, que la deuda él la podía manejar, que sabía cómo controlar, que ya había sido alcalde, ahora queremos que nos demuestre con hechos, no con palabras.

“El señor con esa comodidad, cuánto se quiere financiar más, si de por sí no admite la deuda ni de nosotros, que le debe a infinidad de gente que rebasa los 400, 500 millones de pesos, yo quisiera saber cuántos negocios han quebrando a causa de este tipo de decisiones”, demandó.

El empresario del ramo mueblero dio a conocer que la última vez en que el municipio le hizo un pago fue hace dos años y desde marzo del presente no ha tenido una sola respuesta del alcalde.

Comentó que ya se han interpuesto algunas denuncias contra la administración municipal, pero están en espera de resultados positivos.

De igual forma exigió al edil, que si está sirviendo de tapadera a alguna de sus antecesoras no lo haga, y dé credibilidad a su frase de un gobierno transparente.

“Es pura palabrería y pocos hechos… que nos pague”, concluyó el empresario.

MARILÚ OVIEDO