Rogelio Agustín 
22 de agosto de 2013 / 01:33 a.m.

Guerrero • La principal dirigente de la Policía Ciudadana de Olinalá, Nestora Salgado García, fue detenida por elementos de la Marina Armada de México esta tarde. De inmediato, la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias bloqueó la carretera federal Chilpancingo-Tlapa a la altura de Tixtla.

La mujer, que en octubre de 2012 se puso al frente del movimiento de autodefensa que expulsó de Olinalá a una célula de presuntos sicarios, fue interceptada por los marinos a la salida de la cabecera municipal, aproximadamente a las 17:40 horas, justo frente a las instalaciones del Instituto Tecnológico de Chilpancingo.

Iba acompañada de su sobrino Armando Torres Salgado, quien manejaba una camioneta Nissan; le revisaron el vehículo y sin decirle la razón la retuvieron, luego le informaron que sería trasladada a Chilpancingo.

Para evitar el paso de las unidades de la Marina, policías comunitarios de Tixtla bloquearon esa carretera hacia Chilapa, encabezados por su coordinador Gonzalo Molina González.

La lideresa alcanzó a realizar una llamada telefónica a una emisora de radio de la Universidad Autónoma de Guerrero, a la que indicó que camionetas del Ejército y la Marina la detuvieron sin justificación aparente.

Sostuvo que al momento de la intercepción ni siquiera estaba uniformada, pues solo había acudido a cargar gasolina en compañía de un sobrino.

“Me tienen detenida a la salida de Olinalá, están dos Hummer y militares no están dando razón, no traigo armas y lo que hacen me parece una injusticia”, dijo la mujer, que en octubre de 2012 fue conocida bajo el alias de La Comandante, por el liderazgo que tuvo durante el movimiento de autodefensa contra una célula del crimen organizado.