20 de marzo de 2013 / 11:45 p.m.

Roque González dijo que actuaron conforme al reglamento, ya que las obras deben ser aprobadas por el consejo municipal de Desarrollo Social y posteriormente darlas a conocer.

 

Monterrey.- • El alcalde de Linares, Roque González, señaló que su municipio actuó de forma correcta con respecto a las obras del ramo 33 y considera que la denuncia interpuesta por algunos regidores se trata de un error de comunicación.

Esto luego de que regidores de Linares presentaran en el Congreso local una denuncia por presuntas irregularidades cometidas en la administración municipal.

La queja fue presentada hace dos días por dos regidores del PRI, dos de Nueva Alianza y uno del Partido Acción Nacional, donde reportan anomalías como el hecho de que el municipio licitó y asignó obras que se fondearían con el Ramo 33, sin pasarlas antes por Cabildo.

Ante esto, el alcalde dijo que actuaron conforme al reglamento, ya que las obras deben ser aprobadas por el consejo municipal de Desarrollo Social y posteriormente darlas a conocer.

Explicó que en caso de que no hubiera un consejo entonces si corresponde al cabildo aprobarlo.

“La ley dice: el consejo municipal de Desarrollo Social propondrá al ayuntamiento las obras a realizar, si no hubiera consejo de participación social en el área de obras públicas, esto tendría que pasar por cabildo como dice ella”, agregó.

El funcionario dijo que desconoce el motivo de esa denuncia, pero está abierto a dialogar con los regidores en los próximos días, agregando que ya se puso en contacto con el regidor Alfonso Carrillo.

Señaló que esperará las observaciones que le hagan por parte del Congreso y en caso de que exista alguna irregularidad reparar el error.

Esto lo dio a conocer tras una rueda de prensa donde indicó la situación de su municipio y señaló que en los próximos días darán de baja a 15 policías por no aprobar los exámenes de control y confianza.

Actualmente cuentan con 167 policías pero continúan con la contratación de elementos.

ZYNTIA VANEGAS