21 de marzo de 2013 / 08:12 p.m.

Vecinos del municipio de Huixquilucan, Estado de México, denunciaron a Rodrigo de Villasanta, delegado de la Cruz Roja, de usar un suburban con número de serie 700, rotulada con los símbolos de la institución, pero sin matricula alguna, de manera personal.

En entrevista con MILENIO, los quejosos que solicitaron omitir sus nombres por miedo a represalias, revelaron, además, que el delegado en complicidad con el coordinador de socorros, Gerardo Bacher Mestre Reyes, les descuentan a los trabajadores cada quincena 500 pesos con el argumento de que ese dinero será utilizado cuando se dañe el equipo que utilizan en la atención prehospitalaria.

Policías de tránsito del lugar revelaron que Villasanta comete diversas infracciones vehiculares, como pasarse los altos, circular en sentido contrario, ir a alta velocidad y estacionarse en lugares prohibidos con el argumento de ser el delegado de la Cruz Roja del lugar o que acude a una emergencia.

La camioneta que tiene en su poder siempre la estaciona afuera de su domicilio particular ubicado en Fuente de la Escondida, en el Fraccionamiento Lomas de las Palmas.

Los inconformes señalaron que ya realizaron la denuncia correspondiente en la sede nacional de la Cruz Roja ubicada en la colonia Polanco.

Los voluntarios que realizan la colecta anual, que el presidente Enrique Peña Nieto lanzó el viernes pasado en donde se esperan recabar 300 millones de pesos, reconocieron que los lugareños se han negado a cooperar ante las irregularidades que han identificado en la Cruz Roja de Huixquilucan.

Redacción