7 de agosto de 2013 / 01:18 a.m.

Oaxaca • La Asamblea Popular del Pueblo Juchiteco (APPJ), denunció el intento de asesinato en contra del activista Celestino Bartolo Terán, por su oposición a la instalación del Parque Eólico Bii-Hioxo, propiedad de la empresa española Gas Natural Fenosa (GNF).

También se denunciaron los intentos de secuestro en contra de la hija del opositor, y de otra mujer identificada como María del Carmen Sánchez Martínez.

La APPJ y la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT), informaron que tras los bloqueos a los acceso a la construcción del parque eólico, que se ubica en la cercanía del municipio de Unión Hidalgo, se han formado grupos de hombres armados que actúan como ‘guardias blancas’ para arremeter en contra de los activistas anti eólicos.

Demandaron a su vez a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y a la Defensoría de los derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), se emitan medidas cautelares para Mariano López Gómez, Alejandro Regalado, Sara López, Carlos Sánchez y Raymundo Regalado quienes también han encabezado la oposición a la construcción, en tierras comunales del referido parque eólico.

Revelan que en los últimos días se han intensificado las amenazas de muerte en contra de López Gómez y de otras seis personas, como parte de una campaña de intimidación y hostigamiento que tiene como fin el quebrar la resistencia de los campesinos y pescadores zapotecos se oponen a la construcción de la infraestructura ambiental.

En tanto, Carlos Beas Torres, de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo de Tehuantepec (UCIZONI), informó que se ha reunido con el relator especial de la ONU para los Pueblos Indígenas, James Anaya, para denunciar los agravios.

Detalló que también tienen conocimiento la comisión especial de integrantes de la Alianza de Mujeres Indígenas de México y Centroamérica y la Red de Jóvenes Indígenas de Centroamérica y México, quienes presentaron una denuncia contra los gobiernos federal y estatal de Oaxaca, por las graves múltiples violaciones a los derechos de los pueblos indígenas del Istmo de Tehuantepec ante la imposición de parques eoloeléctricos.

OSCAR RODRÍGUEZ