9 de agosto de 2013 / 06:12 p.m.

La presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos fue denunciada, por segunda vez en lo que va del año, ante el Congreso local por un grupo de ex trabajadores del organismo que la acusan de torturas y acoso laboral.

Acompañados por su abogado, los denunciantes solicitaron un juicio político en contra de la ombudsman, Minerva Martínez, a fin de que les sea retirado el fuero y pueda enfrentar a la justicia para que responda por los señalamientos existentes.

La representación legal de los ex trabajadores recordó que hace meses se presentó una querella similar en la Oficialía de Partes del Congreso, la cual se mantiene congelada por los diputados locales a quienes señaló por no querer entrarle a la discusión de este tema.

Según narraron, a todos se les despidió bajo el argumento de que formaban parte de la lista de recortes del Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento Integral de las Finanza (POFIF), y les dijeron que para quedarse debían aceptar una reducción importante en su salario.

No obstante indicaron que al ser la comisión un organismo autónomo, no puede formar parte de programas institucionales del Gobierno del estado.

— LUIS GARCÍA