1 de febrero de 2013 / 02:03 a.m.

En tanto, trabajadores del ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez señalaron la existencia de unos 160 “aviadores” en la nómina municipal.

 Chiapas • En tanto el Poder Judicial del estado de Chiapas mandó a la calle a 400 trabajadores por despido irrevocable, en el ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez 160 “aviadores” se mantienen en la nómina municipal, incluso los hijos menores de edad de un líder sindical que cobran hasta 20 mil pesos mensuales sin trabajar, denunciaron empleados de ambas dependencias.

Óscar Rolando Ramos Rovelo, presidente del Poder Judicial de Chiapas, firmó las renuncias de los trabajadores, quienes a pesar de la antigüedad de hasta 15 años laborando en la dependencia, no recibieron liquidación.

Los afectados fueron trabajadores de confianza que se encontraban asignados en diferentes áreas, informó Amanda Zorrilla, una de las afectadas por el despido masivo, quien aseguró que acudirán ante las instancias correspondientes para interponer una denuncia.

En contraste, el ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, quien tiene un adeudo de 900 millones de pesos, mantiene al menos a 160 personas que cobran altos sueldos sin trabajar.

Un elemento de la Dirección de Obras Viales, quien dijo llamarse Julio César Castillejos Sánchez, reveló que el líder sindical Roque Morales Santiago, responsable de las contrataciones, también pide favores sexuales a las empleadas a cambio de aumentos salariales, además de vender plazas en 30 mil pesos a quienes quieran ingresar a la nómina municipal.

Denunciaron que la familia de Morales es de las principales beneficiadas, como en el caso de una de sus hijas, que tiene 16 años de edad y desde hace tres cobra nueve mil pesos quincenales.

Según otra de las trabajadoras, el líder del sindicato le pidió su plaza o para mantener su empleo debería “pasarle a su hija de 14 años porque ya aguanta”, insinuando que le diera a su hija para sostener relaciones sexuales a cambio de no terminarle el contrato.

Según el alcalde Samuel Toledo, quien tendría conocimiento de las irregularidades en el sindicato municipal, se eliminaron al menos 500 plazas de “aviadores”.

HERMES CHÁVEZ