3 de junio de 2013 / 12:17 a.m.

 

 Monterrey.- • Diputados federales y locales del Partido Acción Nacional recriminaron al Gobierno del Estado la falta de transparencia en el proceso de construcción de la Línea 3 del Metro, al señalar que hay un presunto sobrecosto en el proyecto, que dejará además una deuda de casi dos mil millones de pesos.

Arturo Salinas y Jesús Hurtado, diputados federal y local respectivamente, señalaron que el proyecto de la Línea 3 plantea tiempos de ejecución con los cuales el propio gobernador Rodrigo Medina no inauguraría la obra, además de presentar costos muy por encima de las líneas anteriores y con los cuales es inviable su construcción.

Salinas Garza destacó que tanto las líneas 1 y 2 del Metro tuvieron un tiempo de ejecución de tres años, siendo su extensión de 18.5 y 8.5 kilómetros, respectivamente, mientras que los 7.5 kilómetros del proyecto de la Línea 3 se estima en 30 meses de duración.

Sin embargo, detalló que, al no tener una licitación lanzada, es improbable que la obra se concluya en la actual administración de Rodrigo Medina, a la que le restan 29 meses.

Aunado a ello, en la cuestión económica, destacó que los 18.5 kilómetros de la Línea 1 costaron lo equivalente a dos mil 600 millones de pesos actuales, es decir, 140 millones de pesos por kilómetro, lo cual, consideró, es un costo razonable en el tema de obra pública de este tipo de obras.

Sin embargo, los 8.5 kilómetros de la Línea 2 tuvieron un costo de tres mil millones de pesos, teniendo un pago de 350 millones de pesos por kilómetro edificado.

Esto, señaló, difiere mucho de los costos planteados para la Línea 3, que tendrá una extensión de 7.5 kilómetros, pero el costo por kilómetro podría ascender a 758 millones de pesos, pues el monto preliminar se ha planteado en cinco mil 692 millones de pesos.

Arturo Salinas mencionó que este sobrecosto es mucho tomando en cuenta que la gran mayoría de la Línea 3 será elevada, siendo este esquema más barato que el metro subterráneo de la Línea 2, así como la diferencia de tiempo al haber transcurrido solamente seis años.

“Entre la Línea 2 y 3 el precio del kilómetro asciende prácticamente al doble, no hay justificación en materia de inflación, no hay justificación en materia de obra y esto es lo que están estimando”, expuso.

Por esto, los legisladores pidieron al gobierno del Estado aclarar estas dudas, pues incluso ha habido avances del proyecto sin siquiera tener la licitación lanzada.

Israel Santacruz