25 de junio de 2013 / 08:52 p.m.

Cuernavaca • Los Partidos Nueva Alianza (PANAL) y Acción Nacional (PAN), denunciaron actos intimidatorios del Gobierno de Morelos para desacreditar y enturbiar la Marcha Silenciosa por la Paz del próximo domingo, que busca evidenciar el fracaso de las acciones oficiales contra el crimen organizado que aún mantiene a la entidad en los primeros lugares del país en crímenes de alto impacto.

El Partido Nueva Alianza (PANAL), Francisco Santillán Arredondo, aseguró que el mandatario, Graco Ramírez busca impedir con advertencias la “legítima participación” de ciudadanos, incluso de políticos que han sido víctimas de la delincuencia, aún cuando “también tenemos derecho de manifestarnos”, al criticar al jefe del Ejecutivo que condiciona el la legitimidad de la marcha a la participación o no de actores políticos.

Santillán Arredondo, dirigente estatal de esta organización, aseguró que junto con su familia, durante este año, ha sido víctima de –al menos—tres episodios que pusieron en riesgo su integridad y la de sus seres queridos, por lo había decidido sumarse a los ciudadanos que el próximo domingo marcharán vestidos de blanco y con una vela encendida, para manifestar su repudio a la ola delictiva que se mantiene en la entidad, pese a los anuncios oficiales.

Por su parte, la fracción parlamentaria del PAN en el Congreso del estado, llamó facistas los intentos del grupo de diputados de izquierda de Morelos que en la siguiente sesión ordinaria presentarán una iniciativa de ley para reprimir o regular el derecho de manifestación de los ciudadanos, cuando enfrente está la manifestación ciudadana de este fin de semana, afirmó el coordinador de los legisladores locales del blanquiazul, Javier Bolaños Aguilar.

"Es muy lamentable que solo ocho meses de gobierno hayan bastado, para que los que antes se decían demócratas y a cuenta de nada tomaban la calle, ahora asuman actitudes antidemocráticas y lesivas al derecho que tienen los morelenses para manifestarse de manera libre".

Los diputados del bloque de izquierda –agregó- deberían estar conscientes de que si la población se manifiesta es porque está inconforme y a disgusto con su gobierno, porque no recibe los satisfactores que demanda y porque las autoridades tienen los oídos tapados y los ojos cerrados a la realidad que nos rodea.

"No quisiéramos pensar que esta postura es la actitud oficial del gobierno, pues sería muy decepcionante y alentaría más el de por si evidente descontento en su contra, respecto a los magros resultados del gobierno en seguridad pública", apuntó.

DAVID MONROY/CORRESPONSAL