11 de abril de 2013 / 08:24 p.m.

Oaxaca • En Oaxaca, un grupo de mujeres indígenas de origen zapoteca denunciaron que fueron excluidas y relegadas de la lista de precandidatas a diputadas y concejales en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), por cuestiones de género.

Advierte que por ser mujeres los dirigentes locales del partido del sol azteca les cancelaron el derecho de participar en la contienda interna para asumir un cargo de elección popular en los comicios venideros, ya sea como candidatas propietarias a diputadas o concejales.

Colocaron el caso de los municipios de Juchitán de Zaragoza, Unión Hidalgo, Santa María Chahuites, San Pedro Comitancillo, Santiago Niltepec, Santa María Xadani, San Dionisio del Mar, Santo Domingo Zanatepec, San Francisco del Mar y Unión Hidalgo, donde se impuso como candidatos a varones.

Izbet Azcona Cabrera, de 46 años, agricultora, madre de familia y activistas social en la región del Istmo de Tehuantepec refiere que solicitó su registro ante el Comité municipal del PRD en el municipio de San Pedro Comitancillo, pero este le fue rechazado por que su ocupado por un candidato varón.

Denuncia que replicó la exclusión, pero recibió el argumento del dirigente del organismo partidario que esta era la costumbre y que no podía revertirse.

Azcona Cabrera, reveló que de forma sistemática en los últimos 26 años le han negado la posibilidad de participar en el proceso electoral, y esta ocasión acusó a Cecilio Hernández, presidente del comité municipal del PRD de cerrarle las puertas.

Explicó que en la actual precampaña los 11 contrincantes varones decidieron apoyar la candidatura de uno de los aspirantes, lo que la deja sin posibilidades pero aludió a la condición de género para que el PRD aplique ese criterio y se deje de lado la exclusión de las mujeres.

En el mismo sentido la aspirante a la alcaldía de Unión Hidalgo, Francisca García Marín, apuntó que a lo largo de la historia de esa localidad los hombres que han gobernado no han logrado revertir la condición de desigualdad en que viven muchas familias, por lo que consideró que esta es una oportunidad para las mujeres y para ella que tiene 25 años esperando esa oportunidad.

OSCAR RODRÍGUEZ