16 de octubre de 2013 / 06:04 p.m.

Ciénega de Flores.- Vecinos de una colonia de Ciénega de Flores, Nuevo León, se quejaron de los policías de ese municipio, a quienes públicamente acusan de que les roban sus pertenencias, actúan como si fueran tránsitos y decomisan vehículos, además de detenciones arbitrarias.

Un grupo de ellos se congregó cerca de una base de ecotaxis, ya que pertenecen al barrio de la Fomerrey 156, conocido como “La Crisis”.

Hablaron de todo contra los uniformados, de quienes se dice, ni están acreditados, por lo que también culparon al alcalde Juan Rubén Escamilla Vargas, de extracción panista.

“No pos los policías son unos rateros a mí me quieren cerrar mi depósito que es mi única fuente de trabajo, dicen que porque vendo fuera de horario, la vez pasada fueron a las once de la noche entre semana, yo ya estaba dormido y me dijeron que vendía fuera de lo legal, pero yo sé que esos días es hasta la una de la mañana”, expresó Roberto Blanco.

Otro de los quejosos es Hugo César Pérez Soto, a quien le quitaron su camioneta desde el pasado viernes, por nada.

“Me encontraba con un amigo en su casa, mi camioneta estaba estacionada, pasaron los policías y preguntaron de quién era, salí y le dije que mía y me contestó nos la vamos a llevar, le pregunté porqué, pero me dijo que por los…de él, me esposaron llevándome detenido, no es justo”, mencionó.

Mientras que Esperanza Zúñiga García fue más allá.

“Aquí la cabeza de todos es el alcalde, él debe enderezar a sus elementos, debe él enderezarse, a mi hijo que acepto, iba tomando en su carro, lo bajaron y le dieron unas cachetadas, porqué las cachetadas, los policías son unos abusivos, además los oficiales andan con las muchachitas en las patrullas, ellas también tienen culpa, pero ellos son los que deben poner orden”, señaló.

Acusaron a un tal comandante Lozano, de ser quien orquesta este tipo de acciones, por lo que piden que los oficiales salgan del municipio.

 Iram Oviedo