10 de febrero de 2013 / 10:21 p.m.

Oaxaca • En la ciudad de Oaxaca y su zona conurbada opera una banda vinculada con el crimen organizado que hurta unidades de taxis para revenderlas como autos usados o desmantelarlos para comercializar sus piezas en el mercado negro, denunció el líder la Unión de Taxistas del Estado de Oaxaca (UTEO), Teódulo Antonio Vásquez García.

Según de queja, tan solo en las últimas 36 horas han sido hurtadas unas cuatro unidades, detallando que en los últimos 10 meses se han robado poco más de 40 vehículos.

Indicó que en la mayor parte de los casos los delincuentes hacen la parada como usuarios, después con armas de fuego amagan al chofer al que dejan en libertad, llevándose los vehículos, mismos que tras demantelarlos los abandonan en poblaciones circunvecinas a la capital oaxaqueña.

En otras ocasiones optan por sacar el vehículo de la ciudad, trasladarlo a otras zonas donde es revendido o comercializado como auto usado.

Refirió que algunas se han hallado en inmediaciones de los municipios de San Bartolo Coyotepec, o en Tlacolula por La Chigolo, también se han encontrado algunas por la zona del Valle de Etla.

Vásquez García, reconoció que algunos de los taxis robados han sido localizados por la Procuraduría de Justicia pero desmantelados, no con todas las partes, lo que ha generado un oneroso gasto por los concesionarios que tienen que llegar a reinvertir en las mismas para reequiparlas.

Sin embargo las que no aparecen representan un fuerte golpe para la economía de los dueños de concesiones, que por cada unidad pagan desde 80 mil hasta 124 mil pesos para obtenerlas a costa de que las cubren a plazos con intereses bancarios.

Vásquez García afirmó que se ha pedido a la policía estatal y municipal que se refuercen los patrullajes para evitar los hurtos.

Asaltos contra taxistas para quitarles la cuenta

El líder de la UTEO, Teódulo Vásquez, dijo que además del robo de unidades, también se ha reportado asaltos con violencia pata quitarles la cuenta a los choferes.

Detalló que diariamente se reportan de 3 a 4 casos, donde los implicados muchas veces son jóvenes y mujeres que hacen la parada como usuarios y luego amagan a los operadores para quitarles la cuenta del día que muchas veces no supera los 500 pesos.

También les llegan a robar el celular personal y el radio de comunicación, además del equipo de sonido y el estéreo.

Vásquez García refirió que también se han detectado ataques por parte de bandas criminales dedicadas a la venta de droga, que utilizan los taxis para vender y trasladar sus productos.Indicó que un caso los implicados amagaron al taxis y lo mantuvieron encajuelado en el tiempo que realizaron su operaciones indebidas.

Detalló que en muchos casos las víctimas de estos hechos, los choferes, no presentan su denuncia por temor a sufrir represalias, siendo poco el número de denuncias que se hacen valer ante un agente del ministerio público.

Indicó que solo 15 o 20 averiguaciones previas se han hecho patente, mismas que no han tenido respuesta, según admiten las autoridades porque se carecen de pistas suficientes para dar con el paradero de los implicados otras siguen en curso de investigación.

Tres taxistas asesinados

En tanto, por el número de taxistas víctimas de la delincuencia, dijo que se han reportado un total de 3 crímenes, algunos con varias líneas de investigación relacionados por venganzas de tipo personal, también por asuntos pasionales, y otras derivado del robo de su unidad.

Movilizaciones

Los taxistas locales también tienen pendiente movilizarse para exigir cumplimiento a una minuta que no ha sido respondido por autoridades estatales mismas que versa en el retiro de la circulación de unidades piratas, además de una plan para regularizar las concesiones que en el régimen priistas fueron otorgadas de manera indebida.

El líder de la UTEO, Teódulo Vásquez, afirmó “"yo no tengo ninguna tregua con el gobierno de Oaxaca , he sido respetuoso e instituciones y aún espero que nos brinden respuesta a nuestros reclamos, esperando con paciencia que en corto plazo se dé respuesta a nuestras demandas"”.

Afirmó que la paciencia se agota y cuando ésta se rompa optarán por las movilizaciones, adelantando que en un plazo de 15 días habrán de convocar a asamblea plenaria para determinar las acciones a seguir.

OSCAR RODRÍGUEZ