27 de marzo de 2013 / 01:35 p.m.

Monterrey.- • La representación legal de los tránsitos de Monterrey denunció la intención de exculpar a Víctor Manuel Cortes de los Santos, policía federal que arrolló y mató a un oficial el pasado fin de semana, al amparo de un tecnicismo.

Arnulfo Solís, abogado de los agentes viales, explicó que una de las pruebas contra el elemento era el dictamen médico que avalaba su ebriedad completa, mismo que se busca desechar porque fue llenado en forma incorrecta.

“"El hecho de que la juez de preparación penal en este caso haya desechado una prueba que es contundente para los abogados que manejamos esta materia, el hecho de que la Cruz Verde emita un dictamen donde establece ciertos grados de alcohol, por el hecho de que no diga ‘grados de alcohol’ así en palabras, desechó esa prueba.

“"Decía nada más 240 y no decía ‘grados de alcohol’… si es una prueba de alcohol, se supone que son grados de alcohol, no son grados de temperatura"”, cuestionó el litigante.

Sin especificar cuáles, sostuvo que otras evidencias tampoco fueron aceptadas por la autoridad, lo que levantó sospechas entre la parte afectada.

“"Eso a nosotros nos da mala espina porque el delito de homicidio entre culposo y doloso es solamente la intención de causar un daño a un tercero. En este caso, el oficial de la (policía) federal jamás trató por ninguna circunstancia de esquivar a los compañeros.

“"Al contrario, parece ser que hasta les echó encima la unidad que llevaba, el hecho de que este alcoholizado también agrava su situación y, al parecer, esas dos situaciones en lugar de que salga él con mayor responsabilidad, le sirve como atenuante"”, criticó.

Indicó que, al menos en la prueba de alcohol, el Ministerio Público ordenó una muestra de orina que respalda la ebriedad que presentaba el efectivo federal.

Solís consideró que se busca proteger al responsable del percance por tratarse de un elemento federal con formación militar, pero reclamó que el tránsito fallecido también era un servidor público.

Pidió que se le asigne un abogado particular a la familia del agente vial, ya que carecen de recursos para costear la contratación de uno que vigile el cumplimiento de la ley y que se haga justicia.

“"Sugerí a la administración que debiera contratarse a una persona, un abogado, para que coadyuve con el Ministerio Público y que le ayude a la familia del compañero caído, fue una sugerencia que hizo la asociación"”, detalló.

Trascendió que el municipio de Monterrey ya analiza esta posibilidad a la par de la entrega de apoyos.

LUIS GARCÍA